Ferrán Adriá como símbolo

10 de junio de 2007

Retomo, tras un par de meses de cambio técnicos, este blog con Ferrán Adria que me lo encuentro en todas partes. Aparte del mejor cocinero es ya un símbolo, una leyenda viva.

Lo último es que el Consejo de Ministros ha decidido conceder la Medalla del Oro al Mérito a las Bellas Artes 2007 a Ferrán Adriá (aparte de Ana Belén, Bernardo Bertolucci, Enrique Ponce, etc.), pero es raro el día o la semana en la que Ferrán no se reinventa asímismo y lidera un más allá, un imposible más.

El liderazgo y el simbolismo de Ferrán Adrià, cuestión de Estado

La cocina española posee hoy un icono de un inmenso valor. De la mano de este icono ha traspasado fronteras, ha conquistado cimas y ha proclamado un liderazgo sólido en el ámbito internacional.

Que el Consejo de Ministro conceda la Medalla a las Bellas Artes a Ferràn Adrià no puede merecer nada más que parabienes. Pero si llama la atención que un país que en muchos foros internacionales se le confiere ese liderazgo, no haya cogido, en sus más altas instancias gubernamentales la bandera de tan ilustre y privilegiada posición. Me refiero creando Premios específicos de Cocina y Gastronomía que reconozcan la labor de la “escuela Adriá” en todas sus manifestaciones y extensiones de excelencia.

La alta cocina francesa fue mimada y cortejada por todos los Presidentes de la República, primeros ministros y ministros franceses. Fue elevada a la categoría de la identidad nacional. En España todavía distamos mucho de esto.

La España política con complejos franquistas de cartilla de racionamiento todavía duda si la gastronomía, la cocina creativa y otras manifestaciones es “políticamente rentable”. Pero claro, en Francia, el tema era cuestión de Estado.

Un comentario to “Ferrán Adriá como símbolo”

  1. Anónimo dice:

    es el mejor!!!

Deja un comentario