Nuevas etiquetas contra la obesidad

19 de junio de 2013

Nuevos códigos de luz que identifican los niveles de grasa en los alimentos

Foto The Guardian

Las principales cadenas de supermercados de Gran Bretaña y los grandes productores y vendedores como Nestlé o Pepsi han pactado un nuevo etiquetado en los envases para recopilar la información nutricional en color rojo y otros datos de interés en verde o ámbar para facilitar la lectura, comprensión y atención del consumidor y así poder escoger de manera rápida y visual la opción más saludable.

Cómo si de un semáforo se tratase, los envases llevarán una “luz” verde, naranja o roja dependiendo de sus niveles de grasa, azúcares y sal. Una petición por parte de activistas, nutricionistas y médicos con un largo recorrido y que por fin llega a las estanterías de los supermercados. Este será un tipo de etiquetado híbrido dónde se combinará con las orientaciones y recomendaciones de cantidades recomendadas por los doctores.

El nuevo etiquetado está destinado a ayudar al consumidor y orientarlo hacia la compra en función de los valores nutritivos. Es decir, con este nuevo etiquetado, el consumidor podrá ver a simple vista si un producto contiene poca, media o mucha grasa, igual que azúcar, sal o calorías. El Departamento de Salud explicó que en algunos de los grandes supermercados y cadenas británicas como Marks & Spencer, Waitrose, Tesco, Sainsbury, y el Co-po empezarán en unos meses a incluir y renombrar todos los productos.

En la actualidad se han adherido a esta iniciativa más de la mitad de empresas y, más del 60% de la comida que se vende en el Reino Unido estará marcada e identificada con este etiquetado. Todo esto deriva también de un problema de sobrepeso y obesidad de la sociedad británica y, la falta de información nutricional de los alimentos que desencadena en problemas de salud. Desde 2011, con un estudio llevado a cabo por investigadores del país, se demostró que el 61% de la población adulta de Inglaterra padecía sobrepeso y, un tercio de los niños de entre 10 y 11 años y, un cuarto entre 4 y 5 años tenían sobrepeso o eran obesos.

Un salto, un cambio significativo a la hora de comprar y de los hábitos diarios en la elección de determinados productos. El Co-po ya utiliza desde 2006 un sistema de identificación y McCain Food es el único que ya utiliza el sistema de códigos de colores como guía para el consumidor. La cadena GDA pretende dar información sobre la proporción de ingesta de grasa diaria con cada alimento, al igual que la proporción de sal y de azúcar; ya que el Consejo Oficial de Gobierno ha resaltado el máximo consumo recomendado de cada uno y, la importancia de este salto informativo para la salud. El Ministerio de Salud Pública explicó que, según diferentes investigaciones, que si los usuarios disponen de más información sobre el etiquetado elegirán productos más saludables y, por tanto bajarán los niveles de enfermedades como el sobrepeso y la obesidad.

Algunas multinacionales como Coca – Cola, Cadbury o United Biscuits se han negado a adherirse a esta iniciativa. Ha sorprendido especialmente a los accionistas la decisión de Coca-Cola, ya que su última campaña publicitaria rondaba el objetivo y refuerzo por el compromiso para la lucha de la obesidad como un lema tipo… “queremos ser parte de la solución”.

Enlaces relacionados con Nuevas etiquetas de Alimentos en Gran Bretaña:

Deja un comentario