Archivo de la categoría ‘beneficios-salud’

Vie
13

Vitamina D ayuda a prevenir ataques de corazón

13 de Junio de 2008

Un estudio reciente realizado para identificar los posibles beneficios de la “vitamina del sol” para salud indica que los hombres con unos niveles bajos de vitamina D tienen un elevado riesgo de infarto, siendo 2,5 veces más propensos a sufrir un ataque al corazón que los hombres con unos niveles más elevados de vitamina D.

“Aquellos con un nivel bajo de vitamina D, además de tener un riesgo más elevado de infarto en general, mostraron un riesgo particularmente elevado de infarto mortal”, señaló el autor del estudio el Dr. Edward Giovannucci de la Harvard School of Public Health y el Brigham and Women’s Hospital de Boston.

En el estudio, publicado en la revista Archives of Internal Medicine, participaron 454 profesionales de la salud de edades comprendidas entre 40 y 75 años que habían sobrevivido a un infarto o bien que habían fallecido a causa de una enfermedad coronaria, además de otros 900 hombres sin historial de enfermedad cardiovascular. Tras haber tomado muestras de sangre para medir sus niveles de vitamina D, se les realizó un seguimiento durante 10 años.

Los investigadores compararon a los que tenían un nivel deficiente de vitamina D (no más de 15 nanogramos por mililitro de sangre) con los que estaban en el extremo inferior del rango normal (al menos 30 nanogramos por mililitro de sangre).

El cuerpo humano fabrica vitamina D cuando se expone la piel a la luz del sol; se encuentra también en el pescado azul, como el salmón, y la leche suele estar enriquecida con ella.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio y se considera importante para la salud de los huesos. En adultos, una deficiencia de vitamina D puede dar lugar a una osteoporosis y, en niños, a raquitismo. Pero algunos estudios recientes han indicado que la vitamina D podría ofrecer otros beneficios para la salud, como proteger de a algunos tipos de cáncer (incluidos el de colon y el de mama), de la enfermedad arterial periférica y de la tuberculosis.

Según Giovannucci, hay suficientes pruebas del valor de la vitamina D como para animar a las personas a comprobar si sus niveles son normales. Para ello, afirma, basta con pedirle al médico que nos haga un análisis de sangre. Los que tengan unos niveles demasiado bajos pueden tomar suplementos de vitamina D, señaló Giovannucci.
“Hay muchas personas con niveles bajos de vitamina D”, añadió Giovannucci.
Según él, la vitamina D podría protegernos del infarto de varias formas, como disminuyendo la tensión arterial, regulando la inflamación, reduciendo la calcificación de las arterias coronarias, afectando a la musculatura del corazón o reduciendo las infecciones respiratorias en el invierno.

Fuente: Reuters

Mie
28

Posibles beneficios del cacao para diabéticos

28 de Mayo de 2008

Las personas con diabetes tienen mayor riesgo de problemas cardiovasculares, en parte debido a los efectos de unos elevados niveles de azúcar en sangre en las paredes de los vasos sanguíneos, lo que les impide expandirse cuando es necesario. Esto puede dar lugar a una tensión arterial elevada, pudiendo derivar en otros problemas. Llevar un estilo de vida más saludable puede reducir los riesgos, pero a menudo no resuelve el problema por completo.

Ahora, según un artículo publicado este mes en BBCNews, una nueva investigación sugiere que una taza de cacao enriquecido podría ayudar a mejorar el funcionamiento de los vasos sanguíneos en pacientes diabéticos.

Los médicos recetaron a 10 pacientes tres tazas al día de una fórmula especial de cacao durante un mes y observaron cómo arterias “gravemente dañadas” recuperaban su función normal.

La capacidad de los vasos para expandirse en una persona sana es de un promedio del 5%, mientras que la de los 10 pacientes diabéticos era tan solo del 3,3% antes de tomar la primera taza de cacao. Dos horas después de esta primera taza de cacao su media de respuesta fue del 4,8% y, a lo largo de los 30 días que duró el estudio, mejoró hasta un 4,1% antes de tomar el cacao y hasta un 5,7% dos horas después de una taza de cacao.

El estudio alemán, publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology, sugiere que los “flavanoles”, antioxidantes presentes en el cacao, podrían ser los responsables. Estas sustancias químicas se encuentran también en algunas frutas y vegetales, en el té verde y en el vino tinto y han sido relacionadas con beneficios para salud en otros estudios.

El tipo de cacao utilizado en el estudio es una versión enriquecida con concentraciones mucho más elevadas de estas sustancias, y no se encuentra en las tiendas.

Otros estudio están observando si el chocolates enriquecido con flavanoles podría ser beneficioso para los pacientes.

Un portavoz de Diabetes UK señaló que los resultados son “interesantes”, pero que serán necesarias más investigaciones acerca de los efectos a largo plazo de un consumo elevado de flavanoles.

Fuente: BBC Health

Vie
16

Omega-3 reduce los síntomas de depresión

16 de Mayo de 2008

Una nueva investigación sugiere que unos niveles elevados en sangre del ácido graso omega-3 denominado ácido eicosapentaenoico (EPA, por sus siglas en inglés) podría reducir la intensidad de los síntomas de la depresión, especialmente en personas que toman antidepresivos.

Un estudio de 1.390 sujetos realizado en Burdeos, Francia, señala que los niveles de EPA en personas con síntomas depresivos resultaron ser una media de un 0,16% más bajos que en las personas normales, según los datos publicados en el ejemplar de este mes de la revista American Journal of Clinical Nutrition.

“Estos resultados se suman al creciente conjunto de pruebas que relacionan los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga con los trastornos mentales”, señalaron los investigadores del Equipe Epidemiologie de la Nutrition et des Comportements Alimentaires (INSERM U593) y de la Universidad de Burdeos II.

Numerosos estudios observacionales y ensayos incontrolados han señalado los beneficios de los aceites de pescado y de los ácidos grasos omega-3 docosahexaenoico (DHA) y EPA para el comportamiento y el aprendizaje, especialmente en los niños, así como para mejorar los síntomas de la depresión.

“El novedoso descubrimiento de nuestra investigación es la significativa relación observada entre el EPA en plasma y la intensidad de la sintomatología depresiva en sujetos ancianos que ya están tomando medicación antidepresiva”, señalaron los investigadores dirigidos por Pascale Barberger-Gateau.

Para el estudio se reclutaron 1.390 sujetos (con una edad media de 74,6; el 65% eran mujeres). Se evaluaron los síntomas de depresión utilizando la escala del Center for Epidemiologic Studies Depression, y se tomaron muestras de sangre para medir los niveles de ácidos grasos en sangre.

Los sujetos con depresión eran mayores que los de control sin ningún síntoma de depresión. También obtuvieron peores resultados en el MMSE (Mini-Mental State Examination) que sus homólogos de control más jóvenes.

No se observaron diferencias importantes entre los sujetos cuando los investigadores estudiaron los porcentajes de ácidos grasos y sus proporciones con respecto a los síntomas de depresión, salvo en el caso de los niveles de EPA.

De hecho, el EPA en plasma en los sujetos con depresión era del 0,85%, en comparación el 1,01% observado en los sujetos sanos de control. Esta relación inversa entre el EPA y la depresión se observó también cuando los investigadores estudiaron a personas que ya estaban tomando antidepresivos.

Los investigadores consideran que es necesario realizar más estudios con el fin de confirmar esta relación, aclarar su mecanismo y determinar si una i9ngesta más elevada de ácidos grasos omega-3 puede influir en el desarrollo de una depresión en edades avanzadas.

Fuente: Nutra Ingredients

Enlaces relacionados con Omega-3 reduce los síntomas de depresión:

Lun
17

El té negro podría proteger frente al Ántrax

17 de Marzo de 2008

Según un artículo publicado este mes en ScienceDaily, una nueva investigación internacional ha señalado que una taza de té negro podría ser la próxima línea de defensa frente a la amenaza del bioterrorismo.

El nuevo estudio, realizado por un equipo internacional de investigadores de las Universidades de Cardiff y Maryland ha desvelado que una simple taza de té podría servir como antídoto para el bacilo Anthracis, más conocido como ántrax.

Los británicos con sumen grandes cantidades de té y los beneficios para la salud de la bebida favorita del país siempre han sido reconocidos. Ahora, el equipo de científicos dirigido por el Profesor Les Baillie, de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Cardiff, y por la Doctora Theresa Gallagher, del Instituto de Biodefensa que forma parte del Centro de Biotecnología Médica del Instituto de Biotecnología de la Universidad de Maryland, en Baltimore, ha descubierto que el famoso English Breakfast tea inhibe la actividad del ántrax, siempre que se trate de té negro.

Según ha señalado el Profesor Baillie en el trabajo publicado en el ejemplar de marzo de la revista Society for Applied Microbiology: “Nuestra investigación buscaba determinar si el English Breakfast tea era más eficaz para combatir el ántrax que un café tostado medio Americano disponible en el mercado. Descubrimos que unos componentes especiales del té conocidos como polifenoles tenían la capacidad de inhibir considerablemente la actividad del ántrax”.

El estudio proporciona más pruebas del amplio abanico de beneficios farmacológicos y fisiológicos de esta bebida común en los hogares.

La investigación ha demostrado también que la adición de leche entera a la taza de té inhibe completamente su actividad antibacteriana frente al ántrax.
De ahí que el Profesor Baillie haya sugerido que, ante la amenaza de un posible ataque terrorista con armas biológicas, se debería evitar añadir esa pizca de leche al té, al menos hasta que la situación esté bajo control.

Mie
12

Beneficios del yogur

12 de Marzo de 2008

El yogur semidesnatado es un alimento rico en nutrientes y bajo en calorías (el semidesnatado y el desnatado). Constituye una de las fuentes más elevadas de calcio biodisponible (por lo general, al menos 300mg) después de la leche. Es rico en proteínas de calidad (una ración de unos 170gr proporciona el equivalente a un bistec de unos 28gr).

Contiene fósforo, muy importante para los huesos, y vitamina B12 (la vitamina B presente solo en productos animales) más conocida habitualmente por su papel en la producción de energía.

Contiene diferentes cultivos bacterianos que incrementan la absorción de los nutrientes y ayudan a mantener la flora intestinal. Los cultivos que contiene un yogur dependen de la marca e, incluso, yogures de diferentes marcas con la misma bacteria contienen una cepa distinta o una combinación diferente de distintas bacterias.

El yougur se elebora cortando la leche con cultivos purificados de bacterias (las buenas que habitan en el tracto intestinal). De hecho, a menudo no somos conscientes de que contamos con al menos 500 especies diferentes de bacterias en nuestro intestino. El número y tipo de bacterias intestinales buenas está directamente relacionado con nuestra salud. Puesto que el yogur se cultiva, muchas personas con intolerancia a la lactosa (problemas para digerir los productos lácteos) pueden disfrutar de los beneficios de este producto sin los efectos negativos que les producen otros productos lácteos.

Las bacterias de los yogures son especialmente beneficiosas cuando se toman antibióticos (aunque no se deben tomar al mismo tiempo), ya que reponen la flora intestinal. El yogur en sí se conoce como alimento probiótico (que, literalmente, significa “para la vida”). Los probióticos ayudan al sistema gastrointestinal a combatir las bacterias ingeridas que podrían causar una enfermedad (como la intoxicación alimentaria, por ejemplo), pero no las previenen. Algunos estudios relacionan también el consumo de yogures con una mejor resistencia a las infecciones y alergias.

Los estudios señalan también que un consumo regular de yogur líquido con cultivos vivos activos reduce los niveles nasales de algunas bacterias potencialmente peligrosas (Estreptococos y Estafilococos) que causan infecciones comunes en los pacientes de los hospitales. Otros estudios indican que el consumo regular de yogures frena el crecimiento la infección H-Pylori que puede producir síntomas similares a una úlcera.

¿Qué más se puede pedir de un alimento? Es bueno para los huesos, el estómago y el sistema inmunológico; aporta proteínas y una vitamina importante, necesaria para la producción de energía y para el sistema nervioso. Por último, es cómodo, ya que se puede comprar y llevar a cualquier sitio; y es bajo en calorías.

Fuente: Health News Digest

Lun
14

El alto consumo de fruta y verdura reduce el riesgo de apoplejía

14 de Enero de 2008

Según un artículo publicado esta semana en webmd.com, cada vez es más evidente que el consumo de gran variedad de frutas y vegetales ayuda a reducir el riesgo de apoplejía, aunque los motivos todavía no están claros.

En uno de los mayores estudios sobre el tema, investigadores de la Universidad de Cambridge midieron los niveles de vitamina C de más de 20.000 personas y posteriormente, realizaron un seguimiento de las mismas durante casi diez años. Los niveles de vitamina C suelen ser más elevados en las personas que consumen mucha fruta y vegetales.

Cuando los participantes se dividieron en cuatro grupos en función de sus niveles de vitamina C, se observó que los que presentaban las concentraciones más elevadas de vitamina en sangre tenían un 42% menos de riesgo de apoplejía que los que presentaban as concentraciones más bajas. Esta relación se mantuvo incluso tras ajustar los datos para una amplia variedad de factores de riesgo.

Según los investigadores, estos resultados no demuestran que sea la vitamina C de la fruta y los vegetales lo que protege frente a la apoplejía. Y la mayoría de los estudios han observado que el consumo de suplementos de vitamina C o de otras vitaminas antioxidantes no reduce el riesgo de apoplejía.

Sin embargo, el estudio indica una vez más que el consumo diario de fruta y vegetales puede tener beneficios cardiovasculares, señala Mark Levine, Doctor en Medicina del National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.
No sabemos qué es exactamente lo que produce este efecto protector, pero el mensaje para el público está claro, señala Levine, se debe tomar una amplia variedad de fruta y vegetales.

En el ensayo, realizado en el Reino Unido y publicado en el último número de la revista American Journal of Clinical Nutrition, participaron un total de 20.649 hombres y mujeres de entre 40 y 79 años de edad al inicio del estudio. Durante el seguimiento posterior que duró una media de 9,5 años, 448 participantes sufrieron apoplejías.

El investigador jefe, Phyo K. Myint, y sus colegas sugieren que el aumento en el riegso de las personas con los niveles más bajos de vitamina C podría tener implicaciones clínicas. Concretamente, estos niveles podrían ser un buen indicador predictivo del riesgo de apoplejía, independientemente de otros factores de riesgo conocidos, como la edad, el historial de tabaco, la tensión arterial o el colesterol.

Fuente: WebMD

Jue
10

Cuatro hábitos sanos pueden añadir 14 años de vida

10 de Enero de 2008

Un nuevo estudio afirma que las personas que adoptan estos cuatro comportamientos: no fumar, hacer ejercicio, moderar el consumo de alcohol y tomar cinco raciones de fruta y vegetales al día; viven un promedio de 14 años más en comparación con las personas que no adoptan ninguno de ellos.

En lugar de centrarse en efecto que tiene para la salud cada uno de estos factores a título individual, el estudio calcula el impacto combinado de estos cuatro comportamientos. Los resultados sugieren que ligeros cambios en el estilo de vida pueden tener un impacto importante en la salud de las poblaciones.

Existen pruebas apabullantes que demuestran que estilos de vida como el fumar o no, la dieta o la actividad física influyen en la salud y la longevidad de las personas, pero apenas existe información acerca de su efecto combinado. Para estudiar este efecto combinado Kay-Tee Khaw y sus colegas de la Universidad de Cambridge y del Medical Research Council utilizaron un sencillo sistema de puntuación del comportamiento de la salud para evaluar a los participantes del estudio (que eran de Norfolk, en el reino Unido). Entre 1993 y 1997, 20.000 hombres y mujeres de edades comprendidas entre 45 y 79, que no habían padecido cáncer ni enfermedades coronarias o circulatorias, rellenaron un cuestionario que se puntuaba del 0 al 4.

Se daba un punto por cada uno de los siguientes comportamientos: no ser fumador en ese momento; no estar físicamente inactivo (definiendo la inactividad física como tener un trabajo sedentario y no hacer ningún otro ejercicio como ocio); un consumo moderado de alcohol de 1-14 unidades por semana (equivaliendo una unidad a media pinta de cerveza o a una copa de vino); y unos niveles de vitamina C en sangre acordes con el consumo de cinco raciones de fruta y vegetales al día.

Posteriormente, se realizó un seguimiento de las muertes de los pacientes hasta el 2006.

Tras considerar el factor de la edad, los resultados indicaban que en un período medio de once años las personas con una puntuación de 0, es decir, las que no incluían ninguno de los cuatro comportamientos saludables en su estilo de vida, eran cuatro veces más propensas a morir que los que habían obtenido una puntuación de 4 en el cuestionario. Es más, los investigadores calcularon que una persona con puntuación 0 tenía el mismo riesgo de muerte que una con puntuación 4 y 14 años más vieja, independientemente de su clase social e índice de masa corporal. Este estudio forma parte de la European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC), llevada a cabo en diez países europeos, el mayor sobre salud y dieta realizado hasta la fecha.

Los resultados de este estudio todavía se han de confirmar en otras poblaciones y será necesario realizar análisis del modo en que estos comportamientos de salud combinados influyen en la calidad de vida de una persona. No obstante, los resultados sugieren que estos cuatro cambios sencillos en el estilo de vida podrían mejorar considerablemente la salud de las personas de mediana edad y los ancianos, algo especialmente importante teniendo en cuenta la tendencia al envejecimiento de la población en numerosos países europeos.

Fuente: Science Daily

Jue
15

Las frutas cítricas potencian los beneficios del té verde

15 de Noviembre de 2007

Según un artículo publicado esta semana en ScienceDaily, bastaría con añadir un poco de limón al té para sacar mayor partido de sus propiedades. Y es que un estudio ha observado que los zumos de los cítricos hacen que se conserven más antioxidantes del té verde tras una digestión simulada, lo que implica que dicha combinación es incluso más saludable de lo que se pensaba anteriormente.

El estudio comparó el efecto de varios aditivos de bebidas sobre las catequinas, antioxidantes del té y los resultados sugieren que la adición de zumos de cítricos o de vitamina C al té aumenta el número de catequinas disponibles para su absorción por el cuerpo.

“Aunque estos resultados son preliminares, resulta esperanzador que gran parte del puzzle se resuelva con una química simple”, señala Mario Ferruzzi, profesor ayudante de ciencias alimentarias en la Universidad de Purdue y principal autor del estudio.

Las catequinas podrían ser responsables de algunos de los beneficios para la salud del té como la reducción en los riesgos de cáncer, infarto y apoplejía. El problema, según Ferruzzi, es que las catequinas son relativamente inestables en entornos no ácidos como los intestinos y, tras la digestión, quedan menos del 20% del total.

Ferruzzi probó zumos, cremas y otras cosas que se suelen añadir al té haciendo pasar las mezclas por un modelo que simula la digestión gástrica e intestinal, y observó que los zumos de cítricos incrementaban más de cinco veces los niveles de catequinas conservadas, mientras que el ácido ascórbico o vitamina C aumentaba los niveles de las dos catequinas más abundantes 6 y 13 veces, respectivamente.

El estudio, publicado este mes en la revista Molecular Nutrition and Food Research, descubrió también que la leche de vaca, de arroz y de soja parece tener un efecto estabilizante moderado. Sin embargo, Ferruzzi afirma que el resultado es engañoso; se trata de una interacción química entre las proteínas de la leche y las catequinas del té que aparentemente ayuda a proteger el complejo de la degradación pero que, probablemente, en un sistema digestivo humano sano, se vea superada por la enzimas.

La combinación del limón con el té es mejor incluso de lo que sugiere su fama. El zumo de limón logró conservar un 80% de las catequinas del té. Después del limón, en cuanto a nivel estabilizante, se encuentran los zumos de naranja, de lima y de pomelo.

Aunque este estudio se hizo solo para el té verde, Ferruzzi sospecha que algunos resultados se podrían aplicar también al té negro, que se obtiene por fermentación del verde.

Actualmente, Ferruzzi colabora con el Purdue Botanicals Research Center, financiado por el NIH, en un estudio en vivo destinado a evaluar la habilidad de los zumos y la vitamina C para incrementar los niveles de catequinas en los intestinos y el torrente sanguíneo de los animales y, por extensión, en los de los humanos.
“Este estudio está diseñado para superar las limitaciones impuestas por nuestro modelo digestivo”, señala, ya que “la digestión humana es mucho más compleja”.

Mar
16

Posibles beneficios del aceite de palma

16 de Octubre de 2007

El aceite crudo de palma podría reducir los niveles de grasa en sangre

Según un artículo publicado este mes en foodanddrinkeurope.com, investigadores brasileños afirman que una dieta rica en aceite crudo de palma, un producto libre de ácidos grasos trans que proviene habitualmente de Malasia e Indonesia, podría reducir los niveles de triacilglicerol.

El estudio, publicado en línea en la revista de Elsevier Nutrition, se suma al debate sobre el aceite d epalma y la salud coronaria, un tema controvertido con informes contradictorios acerca de su eficacia y perfil sanitario.

La controversia se centra en el contenido de grasas saturadas del aceite de palma, que se compone casi en su mitad de aceite palmítico, un ácido graso saturado C16:0. Sin embargo, los investigadores han observado que la naturaleza del aceite puede influir en la propiedades que influyen en el colesterol. En el aceite crudo de palma, el ácido palmítico está unido a la molécula de glicerol en la posición alfa, en lugar de en la beta.

El nuevo estudio, realizado por investigadores de la Fundación de Bahía para el Desarrollo de las Ciencias, la Facultad de Medicina de la Universidad Federal de Bahía y la Liga de Aterosclerosis e Hipertensión de Bahía, observó el efecto de una dieta rica en aceite crudo de palma sobre los niveles de lípidos en sangre de 34 jóvenes (media de edad de 21,9).

Los sujetos (con un promedio de índice de masa corporal de 22,0 kg/m2), tomaron durante dos semanas 10ml de aceite crudo de palma previamente hervido una vez al día, tras el almuerzo o la cena. Al final del estudio, los investigadores observaron que todas las fracciones d elípidos descendían, con un descenso estadísticamente importante del 11,5% en las concentraciones de colesterol vLDL y triacilglicerol.

Los investigadores observaron también efectos concretos en función del género: mientras los hombres experimentaron un ligero ascenso en los niveles de colesterol LDL (18%), las mujeres mostraron un ligero descenso en todos los niveles de lípidos en sangre, excepto el colesterol HDL.

Según los investigadores, el mecanismo por el cual el aceite crudo de palma produce estos efectos puede depender de múltiples factores, incluida la unión del ácido palmítico con el glicerol. Además, añadieron que el aceite crudo de palma es una fuente importante de vitamina E, betacarotenos y tocotrienoles, que según estudios previos reducen el colesterol.

Fuente: Food and Drink

Dom
14

El té podría endurecer las caderas en mujeres mayores

14 de Octubre de 2007

Según un artículo publicado esta semana en topix.net, una nueva investigación australiana sugiere que el consumo de té puede ayudar a reforzar las caderas en mujeres mayores.

“Las [mujeres] que tomaron té durante el estudio presentaron una densidad ósea superior a lo largo de los cuatro años del estudio”, señaló la investigadora jefe Amanda Devine, profesora del programa de nutrición de la Facultad de Ciencias de la Salud, Biomédicas y del Deporte de la Universidad Edith Cowan, y profesora adjunta en la Facultad de Medicina y Farmacología de la Universidad de Australia Occidental, en Perth. “Estas mujeres perdieron menos masa ósea que las que no tomaban té”.

Los expertos consideran los resultados interesantes, pero todavía preliminares.
Investigaciones anteriores sugieren que el consumo de té mejora la densidad de minerales en los huesos en personas con riesgo de osteoporosis, pero los resultados no son concluyentes.

Las fracturas, especialmente las de cadera asociadas a la osteoporosis, son una de las causas principales de discapacidad en las mujeres postmenopáusicas. La osteoporosis hace que los huesos se vuelvan frágiles y sean más propensos a romper. Aunque se da principalmente en mujeres mayores, la osteoporosis puede afectar también a otros.

En el nuevo estudio, publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition, participaron 1.500 mujeres australianas de entre 70 y 85 años de edad. Las mujeres tomaron parte en un ensayo, de cinco años de duración, para estudiar el efecto de los suplementos de calcio en las fracturas de cadera debidas a la osteoporosis.

Se recogió información sobre el consumo de té de 275 participantes al inicio del estudio y todas las participantes rellenaron un cuestionario de consumo de bebidas al final del estudio. Además se midió la densidad mineral ósea en las caderas en los años 1 y 5 del estudio. Al final del mismo, se observó que la densidad mineral ósea en las caderas era un 2,8% más elevada en las mujeres con un consumo habitual té.

Durante cuatro años, las mujeres que consumían té perdieron tan solo una media de un 1,6% de su densidad mineral ósea total en las caderas, minetras que las que no bebían té perdieron un 4%; unos datos coherentes con los estudios previos. No obstante, no se observó ninguna relación entre la cantidad de té consumida y el aumento de masa ósea, lo que plantea algunas cuestiones acerca del mecanismo que podría ser responsable de este efecto.

Los autores han especulado con la posibilidad de que sean algunos componentes del té, como los flavonoides, los responsables del beneficio observado.

Fuente: Dr. Koop