Archivo de la categoría ‘colesterol’

Vie
25

Bajar los niveles de colesterol comiendo chocolate

25 de Abril de 2008

Los resultados de un estudio de la Universidad de Illinois han encontrado un modo eficaz de reducir el colesterol: comer barritas de chocolate.

“Comer dos barritas de chocolate puro al día no solo reduce el colesterol, sino que inesperadamente también redujo la tensión arterial sistólica”, señaló John Erdman, profesor de nutrición y ciencias de los alimentos de la Universidad de Illinois.

Erdman atribuye la caída en los niveles de colesterol (un 2% en el colesterol total y un 5,3% en el LDL o colesterol “malo”) a los esteroles vegetales añadidos a la barrita y la caída en la tensión arterial a los flavanoles que contiene el chocolate negro.

Según Erdman algunas personas pensarán que el estudio podría haber sido alterado, debido a que ha sido financiado en parte por Mars, fabricante de las barritas CocoaVia utilizadas en el estudio. Sin embargo, señala que se trata de un ensayo doble ciego sin intención de llegar a ningún resultado concreto y que ha sido revisado por otros científicos y publicado en la revista de este mes de Journal of Nutrition, una de las mejores de ciencias biológicas.

Para el estudio cruzado, doble ciego, controlado por placebo, se reclutaron 49 personas con el colesterol ligeramente alto y la tensión arterial normal. Los elegidos empezaron la dieta conocida como “Eating Plan for Healthy Americans”, de la American Heart Association (AHA), dos semanas antes del inicio del estudio; a continuación fueron divididos en dos grupos y se dio a cada grupo un tipo distinto de barrita CocoaVia, una con esteroles vegetales y otra sin ellos.

Sin abandonar la dieta de la AHA, los participantes tomaron una barrita CocoaVia dos veces al día durante cuatro semanas y, posteriormente cambiaron a la otra barrita durante otras cuatro semanas. Durante las ocho semanas que duró el estudio se realizó un seguimiento de los niveles de colesterol en sangre, la tensión arterial, el peso y otras medidas cardiovasculares de los participantes.

“Tras iniciar la dieta de la AHA, muchos empezaron a perder peso, por lo que tuvimos que instarles que comieran más. No nos interesaba un cambio de peso, dado que eso también reduce el colesterol”, señaló Ellen Evans, profesor de kinesiología y salud comunitaria de la Universidad de Illinois y coautor del estudio.

Tras empezar a consumir las barritas, observamos un marcado efecto diferencial en los niveles de colesterol en sangre, funcionando mejor el producto con esteroles añadidos que el que no los tiene”, señaló.

Fuente: Science Daily

Vie
1

La soja puede reducir tensión arterial y el colesterol

1 de Junio de 2007

Según un artículo publicado esta semana en Topix.net, un nuevo estudio realizado con mujeres posmenopáusicas ha demostrado que media taza de frutos secos de soja al día funciona tan bien para disminuir la tensión arterial como un medicamento para la hipertensión.

La Dra. Francine K. Welty, del Beth Israel Deaconess Medical Center de Boston, y sus colegas, observaron también reducciones en la tensión arterial de mujeres con prehipertensión tras haber consumido frutos secos de soja durante o semanas.

Welty y su equipo reunieron a 60 mujeres posmenopáusicas, de las cuales 12 padecían hipertensión, para iniciar la dieta Therapeutic Lifestyle Changes (TLC), que implica una reducción en las grasas, el colesterol, el sodio y las calorías. Las participantes siguieron la dieta TLC durante ocho semanas y, a continuación, realizaron durante otras ocho semanas la misma dieta pero añadiéndole media taza diaria de frutos secos de soja tostados sin sal. Durante este último período, las mujeres eliminaron una cantidad equivalente de proteína de las otras fuentes, de modo que la ingesta de proteína se mantuvo constante.

Los investigadores eligieron los frutos secos de soja porque están entre las fuentes de soja menos procesadas y son más fáciles de llevar con uno que la leche de soja o el tofu.

Al tomar los frutos secos de soja, las mujeres experimentaron una caída de la tensión arterial sistólica (la máxima) del 9,9% y una disminución de la tensión arterial diastólica (la mínima) del 6,8%. En las mujeres con prehipertensión se observó una reducción de la tensión arterial sistólica del 5,5% y una disminución de la diastólica del 2,7%.

En las mujeres con tensión arterial normal, los frutos secos de soja también redujeron la máxima en un 4,5% y la mínima en un 3,0%.

Por otra parte, se observó una reducción de un 11% en el colesterol LDL o colesterol “malo” de todas las mujeres.

Según Welty, otros dos estudios similares, uno con leche de soja y otro con galletas de soja, mostraron que la soja reduce la tensión arterial.

Basándose en este estudio y en investigaciones previas, los investigadores recomiendan incluir en la dieta los frutos secos de soja y la leche de soja para ayudar a reducir la tensión arterial.

Fuente: Reuters

Vie
13

Alimentos que reducen el colesterol

13 de Abril de 2007

Según informa la NBC11, cuando se trata de enfermedades cardiovasculares lo cambios nutricionales han de ser drásticos e inmediatos; no vale posponerlos ya que las consecuencias pueden ser muy graves: infartos, apoplejías, etc.

Alimentos para el colesterol

El colesterol es una sustancia grasa natural que se encuentra en las membranas celulares de todos los tejidos. También forma parte de la capa de mielina que rodea y protege los nervios y se utiliza en la fabricación de vitamina D, bilis y algunas hormonas. Sin embargo, en exceso, atasca las arterias.

Hay dos tipos de colesterol, el LDL o “colesterol malo” y el HDL o “colesterol bueno”. Cuanto más elevado es el LDL mayor es el riesgo de que se desarrollen placas en los vasos sanguíneos. Por tanto, interesa tener bajo el LDL. El HDL, en cambio, es un aspirador natural de placas, recoge el colesterol que atasca los vasos sanguíneos y lo transporta hacia el hígado, donde se elimina en forma de bilis. Por ello, interesa tener el HDL alto.

Algunos médicos prefieren hablar en términos de ratio de colesterol: el colesterol total dividido entre el HDL. El ratio debe estar por debajo de 5, considerándose como cifra óptima un ratio de 3,5.

Un colesterol elevado se puede deber a un factor hereditario pero también al estilo de vida. En cualquier caso se pueden mejorar los niveles de colesterol reduciendo el peso corporal (en caso de sobrepeso), incrementando la actividad física y siguiendo un programa de nutrición específico.

Ver vídeo sobre un error común en los alimentos que reducen el colesterol:

Según las investigaciones, en caso de sobrepeso, una reducción de unos 4,5kg puede reducir el colesterol LDL entre un 5 y un 8%. El ejercicio, aunque sea moderado, también puede reducir el colesterol, los triglicéridos y la tensión arterial.

En cuanto a la dieta, hay que eliminar los alimentos que contengan grasas saturadas, ácidos grasos trans y hidratos de carbono.

Las grasas saturadas se encuentran en alimentos de origen animal como la carne, la mantequilla, los productos lácteos enteros (incluidos el yogurt, el queso o el helado) y la piel de las aves. También en algunos alimentos de origen vegetal ricos en grasa, como el aceite de palma. Numerosos estudios han demostrado que reemplazando las grasas saturadas por aceite de oliva o frutos secos (monoinsaturadas) se puede reducir el colesterol LDL de forma significativa.

Los ácidos grasos trans se desarrollaron en un laboratorio para mejorar la duración de los alimentos procesados y cumplen su objetivo, pero son más peligrosos aún que las grasas saturadas. Se encuentran en muchos alimentos precocinados envasados, en las patatillas, los snacks, los fritos y la comida basura que utiliza aceites hidrogenados. No existe una cantidad segura de ácidos grasos trans, por lo que hay que procurar alejarlos todo lo posible de la dieta.

Los alimentos ricos en colesterol no son tan dañinos como las grasas saturadas y los ácidos grasos trans, sin embargo, si se quieren reducir realmente los factores de riesgo conviene eliminar también estos alimentos, entre los que se incluyen la yema de huevo, el marisco, la carne de hígado y de otros órganos como las vísceras y el foie gras.

Los alimentos que se deben tomar son:

La fibra soluble: Las investigaciones han demostrado que un consumo adicional de 5 a 10 gr. de fibra soluble puede reducir el colesterol LDL entre un 3 y un 5%. Algunos de los alimentos ricos en fibra soluble son la harina de avena, la cebada, las lentejas, las coles de Bruselas, los guisantes, las alubias, las manzanas, las moras, las peras, las pasas, la naranja, el pomelo, los dátiles, los higos, las ciruelas, el albaricoque, el brécol y la batata.

Los ácidos grasos omega-3 y las grasas monoinsaturadas: el pescado azul es especialmente rico en omega-3. Numerosos estudios, realizados en los últimos 15 años, muestran que las personas con dietas ricas en omega-3 tienen entre un 30 y un 40% menos de riesgo de padecer una enfermedad coronaria y sufren menos casos de muerte súbita por arritmia. Por ello, se deberían tomar al menos 3 raciones a la semana de salmón, sardinas, anchoas o caballa. Además, se pueden tomar huevos enriquecidos con omega-3, nueces, semillas de soja y lino molido. Otra posibilidad es tomar el aceite de pescado en capsulas. Las grasas monoinsaturadas se encuentran sobre todo en el aceite de oliva y las aceitunas, el aceite de canola, el aguacate, las nueces de macadamia, las avellanas, las pacanas, las almendras, los cacahuetes, los anacardos los pistachos y la crema de cacahuete.

Los esteroles vegetales o estanoles, sustancia naturales que se encuentran en pequeñas cantidades en frutas, vegetales, legumbres, frutos secos, y semillas. Las investigaciones han mostrado que estas sustancias reducen la cantidad de colesterol absorbida por el intestino en un 50% y los niveles de colesterol LDL entre un 5 y un 14%. También se pueden tomar en suplementos.

El alcohol
: los beneficios del alcohol dependen de los factores de riesgo cardiovascular del individuo. Sin embargo, las investigaciones sugieren que un consumo moderado de alcohol (no más de una copa diaria en las mujeres y dos en los hombres) puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria alrededor de un 25% y el de muerte por enfermedad coronaria alrededor de un 12%. *El alcohol parece incrementar el colesterol HDL y evitar los coágulos. Además de los beneficios genéricos del alcohol, el vino tinto contiene unos antioxidantes llamados flavonoides y resveratrol

Ver en vídeo Alimentos que reducen el colesterol:

Sin embargo, el alcohol está contraindicado si se tienen los triglicéridos altos. Igualmente, si se está tomando algún tipo de medicación, se deberá consultar con el médico, ya que podría interferir en la medicación. Fuente: NBC11


Relacionado con Alimentos que reducen el colesterol:

Mar
27

El ajo no reduce el colesterol

27 de Febrero de 2007

Según un artículo publicado el 26 de febrero de 2007 en USAToday.com, un nuevo estudio realizado por investigadores estadounidenses ha demostrado que el ajo no reduce el colesterol en personas que ya cuentan con unos niveles moderadamente elevados. Christopher Gardner, del Prevention Research Center de la Universidad de Stanford y principal autor del estudio, pensaba que el ajo en su forma natural podría funcionar, pero no fue así.

En el estudio, publicado en Archives of Internal Medicine, se dividieron 192 adultos con niveles moderadamente elevados de colesterol en cuatro grupos. El primer grupo fue tratado con ajo natural, el segundo con suplementos de ajo en polvo, el tercero con suplementos de extracto de ajo envejecido y el cuarto con placebo.
Durante seis meses, los voluntarios tomaron el equivalente a un ajo mediano seis días a la semana y su sangre se analizó todos los meses para comprobar los niveles de colesterol.

Los estudios previos realizados con distintos suplementos de ajo, habían tenido resultados muy variados, pero había muchas evidencias en estudios con animales y en tubos de ensayo de que el ajo podría reducir el colesterol “malo” o LDL.
El ajo picado contiene alicina, un ingrediente que había reducido la síntesis de colesterol en tubos de ensayo, la pregunta era si produciría el mismo efecto en los humanos, señaló Gardner. Tras su estudio, la respuesta es que no. No se observó ningún cambio en los niveles de colesterol LDL ni en los de los triglicéridos, otro de los indicadores de riesgo de enfermedad coronaria.

Según Bob Borris, del Council for Responsible Nutrition, un grupo del sector de los suplementos dietéticos, el ajo se vende como ayuda para mantener unos niveles de colesterol saludables en personas sanas.

Por su parte, Richard Nahin, del National Center for Complementary and Alternative Medicine, organismo que financió el estudio, destacó el buen diseño del mismo y su carácter innovador, al utilizar no solo los suplementos de ajo que se encuentran en el mercado, sino también ajo fresco, en su forma natural. Según él, los resultados no son sorprendentes, ya que la mayor parte de los estudios realizados sobre el ajo desde 1995 han obtenido resultados negativos.

Fuente: USA Today

Sab
10

Dietas bajas en colesterol

10 de Febrero de 2007

Otro motivo para disminuir el colesterol

Según un artículo publicado el 8 de febrero de 2007 en la versión en línea de NewScientist, una dieta occidental insana podría dañar mucho más que nuestro aspecto físico: podría incluso incrementar el riesgo de Alzheimer.

En estudios previos con roedores, alimentados con dietas ricas en colesterol, se observó que sus células cerebrales producían más amiloide beta, una proteína relacionada con el Alzheimer. También hay indicios de que el consumo de estatinas que reducen el colesterol disminuye la propensión de las personas a desarrollar un comienzo de Alzheimer en edad tardía.

Para entender mejor esta relación, Brett Garner, del Prince of Wales Medical Research Institute de Sydney, Australia, y sus colegas, utilizaron células humanas y de animales para estudiar el modo en que las neuronas regulan sus niveles de colesterol.

En sus resultados observaron que las “proteínas ABC”, que ayudan a controlar los niveles de colesterol en las paredes arteriales expulsando el colesterol de las células inmunológicas conocidas como macrófagos, también estaban presentes en las neuronas. Cuando el equipo superprodujo los genes de estas proteínas en humanos y hamsters, la producción de la proteína amiloide beta se redujo (Journal of Biological Chemistry, vol. 282, pág. 2851).

El trabajo muestra también que una proteína extracelular llamada apoE es extremadamente buena regulando la eliminación del colesterol. De hecho, una forma del gen de la apoE se considera ya el principal factor genético de riesgo para el comienzo tardía de la enfermedad de Alzheimer.

Garner sugiere que los fármacos que incrementan la producción de transportadoras ABC podrían reducir la progresión del Alzheimer. Este tipo de fármacos se están utilizando ya en la investigación cardiovascular. “Muchas personas piensan que podría haber factores convergentes implicados en estas enfermedades”, señala Garner. Fuente: New Scientist

Relacionados con dietas bajas en colesterol:

Dom
20

Beneficios de la soja para el corazón

20 de Agosto de 2006

Una nueva investigación relaciona la proteína de soja con un corazón sano

Según un artículo publicado el 18 de agosto de 2006 en News Target.com, la proteína de soja desempeña un papel importante en la reducción del colesterol, contribuyendo de ese modo a una buena salud coronaria.

Los médicos saben desde hace años que un cambio en el estilo de vida ayuda a prevenir infartos y apoplejías, principales ejemplos de enfermedades cardiovasculares, pero ha sido recientemente cuando han investigado de qué modo una dieta baja en grasas y rica en proteína de soja ayuda a reducir el colesterol y, con ello, también el riesgo de padecer una enfermedad coronaria.

Según un nuevo estudio realizado por un científico de la Universidad de Kentucky, en Lexington, dos raciones diarias de proteína de soja pueden reducir los niveles de colesterol en sangre hasta un 9%. Otros estudios han descubierto que añadir proteína de soja a la dieta o reemplazar las proteínas animales por soja disminuyen el colesterol en sangre, pudiendo alcanzar una reducción media en los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) de un 12,9%.

Un sólido cuerpo de investigación acerca de la proteína de soja y la prevención de enfermedades coronarias ha llevado a numerosos expertos de la salud a avalar el valor de la proteína de soja dentro de una dieta baja en grasas y colesterol. En 1999, la FDA (Food and Drug Administration) aprobó una acción sanitaria sin reservas en apoyo de los beneficios de la soja para la salud coronaria, como respuesta a un cuerpo de pruebas científicas recopilado entre más de 50 estudios independientes, revisado y presentado por The Solae Company. Y este mes, la American Heart Association ha reconocido públicamente que la proteína de soja es una fuente de proteína de alta calidad y saludable para el corazón.

Muchos alimentos que contienen proteína de soja se consideran beneficiosos por su elevado contenido en grasas polinsaturadas, fibra, vitaminas y minerales; y su bajo contenido en grasas saturadas.

Los investigadores han descubierto también otras formas en las que la proteína de soja ayuda a reducir el riesgo de enfermedades coronarias. Por ejemplo, los coágulos sanguíneos pueden bloquear por completo una arteria previamente estrechada por aterosclerosis. Los resultados de la investigación sugieren que ciertas propiedades bioactivas encontradas en los alimentos que contienen soja pueden ayudar a prevenir estos bloqueos, reduciendo así las posibilidades de infarto o apoplejía. Además, otras investigaciones indican que la proteína de soja podría estar relacionada con una tensión arterial baja.

Sin embargo, todavía son necesarias más investigaciones y los científicos continúan examinando el efecto de la proteína de soja en diversos problemas de salud coronaria.

Fuente: News Target

Relacionado:
Beneficios de la soja
Tofu
El tofu y la harina de avena contra el colesteról

Sab
22

Corazón y Omega 3

22 de Abril de 2006

La Fundación Española del Corazón es una institución privada sin ánimo de lucro promovida por la Sociedad Española de Cardiología (SEC) que cuenta entre sus miembros, con más de 2.000 médicos especialistas en Cardiología, afiliados a la Sociedad Española de Cardiología.

Según esta fundación, para reducir los infartos de miocardio hay que cuidar los niveles de colesterol y consumir alimentos de un alto contenido en ácidos grasos Omega 3.

Campaña Menús con corazón

Durante el acto de presentación de ‘Menús con corazón’, iniciativa en la que participan 5 restaurantes de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Bilbao, el Vicepresidente de la Fundación Española del Corazón, José María Cruz Fernández, mencionó la importancia de incorporar en la dieta los Omega 3 “por sus efectos vasodilatadores, antiinflamatorios y antitrombóticos”, además de que una ingesta normalizada de este ácido “ayuda a controlar la tensión arterial, al tiempo que reduce las arritmias”.

Según los expertos en estos temas, las enfermedades cardiosaludables se podrían reducir a la mitad siguiendo un régimen de un régimen de vida saludable.

Al hilo de ello, Cruz Fernández defendió la conviniencia de campañas como ‘Menús con corazón’, “ya que cada vez más los españoles comen fuera de sus casa, por lo que es muy importante que los restaurantes incluyan en sus menús platos cardiosaludables“.

Temas relacionados con corazón, salud y omega 3:

Lun
27

Cerdo sin colesterol y con Omega -3

27 de Marzo de 2006

Las investigaciones para conseguir productos cárnicos saludables, impulsados en España con la investigación y patente de Frial, empiezan a tener un referente en Estados Unidos, donde un grupo de científicos de EE UU han conseguido cerdos con altos niveles de ácidos grasos Omega-3, que son considerados muy recomendables para el sistema cardiovascular.

En un artículo publicado en la edición online de la revista Nature Biotechnology por 17 autores, describen la transferencia de un gen que aumenta la cantidad de Omega-3 a través de técnicas de clonación para generar células embrionarias que después fueron trasladadas al útero de una cerda. El gen a través de una enzima trasnformó, los Omega-6 -menos saludables, pero más abundantes- en Omega-3.

Se trata de una investigación muy prelimimar necesitada de otras investigaciones y ensayos clínicos a largo plazo que complementen a la misma (aptitud para el consumo humano, variaciones en el sabor, permanencia de los niveles de omega 3 en la carne del cerdo adulto, etc.).

Una nueva vía para conseguir carnes saludables con Omega 3

Numerosos estudios han demostrado los beneficios de los ácidos grasos Omega-3 en enfermedades cardiovasculares, artritis reumatoide, diabetes, etc. Las carnes saludables se convierten en una alternativa imprescindible para hacer frente a las disminuciones de las reservas de pescado y su creciente contaminación por metales pesados, como el mercurio.

Fuente: wired.com

Temas relacionados con productos cárnicos saludables, colesterol:

Mie
15

Tufu y harina de avena contra el colesterol

15 de Marzo de 2006

Las personas interesadas en bajar su colesterol deberían ir acostumbrándose al sabor del tofu y la harina de avena según el prof. David Jenkins uno de los coautores de un estudio llevado a cabo en la University of Toronto.

El estudio, publicado este mes en la American Journal of Clinical Nutrition, ha sido financiado en parte por productores de almendras y las más importantes compañías de alimentación.

Los investigadores estudiaron 55 hombres y mujeres de media edad con niveles de colesterol alto y que corrian riesgos de sufrir enfermedades coronarias. Para ello participaron en un estudio en el que les fue prescrita una dieta que incluía alimentos específicos tales como: almendras crudas, tofu y otros alimentos a base de soja; también otros alimentos ricos en fibra tales como harina de avena, cebada, berenjena, entre otros alimentos.

Los particpantes ya seguían una dieta recomendada para personas que quieren cuidar su corazón. Luego empezaron una dieta que incluía alimentos más específicos como almendras crudas, tufu y otros alimentos de soja, fibras viscosas como harina de avena, cebada, ocra, berenjena y margarina vegetal enriquecida por esterol.

Tras un año, el grupo que siguió estrictamente la dieta bajo su colesterol un 29 por 100. Aquellos que la siguieron de una forma muy estricta bajaron su colesterol de un 10 a un 20% lo que también se han considerado muy buenos resultados. Los niveles de colesterol para aquellos que no se ajustaron a la nueva dieta permanecieron sin cambios.

La dieta de soja, frutos secos y fibras es promocionada por el Consejo de Almendras de California, que aportó financiación para el estudio, junto con Unilever, empresa que fabrica una margarina baja en colesterol. Quizás este aspecto le resta alguna credibilidad al estudio, aunque venga avalado por buenas universidades y expertos.

La dieta incluye productos lácteos bajo en grasa, raciones pequeñas de carnes sin grasa y aves sin piel. Cuanto más se combinan alimentos ricos en fibra viscosa – avena, cebada, ocra y berenjena – además de almendras crudas, cacahuetes y nueces, más se bajaba el nivel de colesterol, según el estudio.

Dr. Alice H. Lichtenstein, profesora de salud pública y nutrición de la Tufts University en Boston, dijo que el estudio tenía solidez científica, pero que la dieta es tan estricta que cree que la mayoría de norteamericanos tendrían dificultad en aplicarla en el mundo real.

“Es una dieta estupenda, y empezaron con un grupo de individuos muy motivados que estaban acostumbrados a consumir dietas bajas en grasa o vegetariana” dijo Lichtenstein en una entrevista telefónica. Pero creo que en cuanto a la población general se refiere, debemos ser más realistas, y es poco probable que fuesen capaces de seguir una dieta como esta.”

Este actitud es lo que Jenkins pretende cambiar. Según el, el mundo real es “un sitio relativamente hostil” en cuanto a una alimentación sana se refiere dijo. “Pedimos a la gente que cambie esta tendencia.”

Fuente: The Washington Post: Study: Tofu, Oatmeal Lower Cholesterol

Temas relacionados con alimentos y colesterol:

Jue
23

El pomelo contra el colesterol

23 de Febrero de 2006

La nutrición cuenta con otro aliado, el pomelo ha demostrado su eficacia contra el colesterol.

El pomelo, especialmente la variedad roja, puede ayudar a reducir el colesterol en algunos tipos de pacientes que no responden a determinados medicamentos, según un estudio llevado a cabo por investigadores en Israel.

El estudio realizado partió de una muestra de 57 pacientes de edades comprendidas entre 39 y 72 años, los cuales tras someterse a una cirugía para la implantación de un bypass, encontraron que no surtían efectos medicamentos como Zocor, o simvastatin.

Cada grupo estudiado consumió una dieta diferente. El primero comió un pomelo rojo diariamente, el segundo tomó un pomelo blanco y el tercero no tuvo ningún tipo de pomelo en su dieta. Así mismo, ninguno de los grupos tomó medicamentos para bajar lípidos durante la prueba médica.

Tras un mes, no había diferencias enel ritmo cardiaco, presión sanguínea o peso de los tres grupos. La actividad antioxidante en los grupos que tomaron pomelo blanco y rojo se incrementó en comparación con el grupo de no había comido pomelo. Pero el grupo que había tomado el pomelo rojo a diario también experimentó una disminución del nivel de triglicéridos en la sangre.
Estos descubrimimientos se publicarán en la revista The Journal of Agriculture and Food Chemistry, en el próximo número del 22 de marzo.

El pomelo rojo

Aunque es conocido que el pomelo y otras frutas cítricas contienen antioxidantes que ayudan a controlar los niveles de lípidos, los investigadores no están seguros a cerca de qué componentes del pomelo rojo le hacen más efectivo que otras variedades.

En cualquier caso, Shela Gorinstein de la School of Pharmacy de la Hebrew University of Jerusalen, directora del estudio, afirmó que lo más probable fuera que comer un pomelo rojo ayudara a cualquier persona con altos niveles de colesterol, no solo pacientes afectados por enfermedades del corazón.

El pomelo rojo, tiene una piel amarilla, con una pulpa roja, es muy dulce y tiene pocas semillas. A la izquierda Shele Gorinstein con el pomelo rojo en una frutería de la ciudad.

Fuente: The New York Times: Nutrition: Red Grapefruit Earns a Star on Cholesterol Test

Temas relacionados: