Archivo de la categoría ‘vitaminas’

Jue
10

Riesgos de tomar demasiado calcio y vitamina D

10 de mayo de 2007

El consumo elevado de calcio y vitamina D podría dañar el cerebro

Según un artículo publicado este mes en MedlinePlus, una nueva investigación ha revelado que los ancianos con un consumo elevado de calcio y vitamina D son mucho más propensos a sufrir importantes lesiones cerebrales que conducen a discapacidad cognitiva, depresión o apoplejía.

Los autores destacan que las lesiones cerebrales de distintos grados son frecuentes en los ancianos, incluso en los sanos; sin embargo, el hecho de que la cantidad de materia cerebral afectada aumente con la ingesta de vitamina está impulsando la teoría de una posible conexión entre ambas.

“Este es uno de los primeros estudios en examinar la relación entre la dieta y las lesiones cerebrales”, señala Martha E. Payne, una de los autores y profesora ayudante en el departamento de psiquiatría y ciencias del comportamiento de la Universidad de Duke, en Durham, Carolina del Norte (EEUU).

Según ella, dado que el estudio solo observó la dieta y las lesiones cerebrales en un momento concreto del tiempo, no se puede concluir que las lesiones hayan sido producidas por las ingesta de calcio y vitamina D. Sin embargo, añadió que su descubrimiento de una relación entre las lesiones cerebrales y ambos tipos de nutrientes hace que se replanteen los posibles inconvenientes de una ingesta elevada de dichos nutrientes.

Por otra parte, algunos nutricionistas señalan que es muy pronto para recomendar que se eviten el calcio y la vitamina D (fundamental para la salud ósea), ya que por lo general, la mayoría de la gente no consume ni las cantidades suficientes.
El equipo de Payne presentó sus resultados l martes como parte de una presentación de la American Society for Nutrition en el congreso “Experimental Biology 2007”, celebrado en Washington D.C.

Tras considerar todos los posibles factores implicados, los investigadores observaron la existencia de una “fuerte relación” entre el volumen de la lesión y el consumo de vitamina D y de calcio que se podría deber a un exceso de absorción del calcio por parte de las paredes de los vasos sanguíneos.

Según la National Osteoporosis Foundation, las deficiencias de vitamina D3 y de calcio son un problema global. Esta organización recomienda un consumo de 1.200mg de calcio al día para los adultos de más de 50 años y una ingesta diaria total de entre 800 y 1.000 U.I. de vitamina D3, aunque advierte que un aporte de suplementos a ese nivel se debería tomar únicamente bajo la supervisión de un médico.

Además de en suplementos, el calcio se encuentra de forma natural en la leche, el queso y el brécol, y se suele añadir a otros alimentos como el zumo de naranja, los cereales o las barritas de desayuno. La vitamina D, fundamental para una buena absorción del calcio, la produce la piel tras una exposición al sol. Además se encuentra en alimentos como el pescado de mar, el hígado o los productos lácteos.

Fuente: MedlinePlus

Mar
10

Efectos negativos de la grasa

10 de abril de 2007

La grasa contrarresta los beneficios de la vitamina C

Según un artículo publicado el 8 de abril de 2007 en BBCNews.com, una nueva investigación sugiere que la presencia de grasa en el estómago podría anular los efectos anticancerígenos de la vitamina C.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Glasgow simuló, en experimentos de laboratorio, lo que sucede en un estómago humano y observó que la vitamina C (ácido ascórbico) absorbía los compuestos, considerados posibles causantes del cáncer, que se forman al mezclarse la saliva y los alimentos con los ácidos estomacales. Sin embargo, al añadir grasas a la mezcla, el ácido ascórbico ya no podía transformar estos compuestos en otros seguros para la salud.

Se cree que el nitrito, que proviene del nitrato de la dieta y está presente en la saliva, podría ser un disparador del cáncer gástrico.

Cuando llega al entorno ácido del estómago, el nitrito forma espontáneamente especies nitrosantes, capaces de convertir una serie de otras sustancias químicas estomacales en posibles agentes cancerígenos conocidos como N-nitrosocompuestos.
Los antioxidantes, como el ácido ascórbico, evitan la formación de estos nitrosocompuestos convirtiendo las especies nitrosantes en óxido nítrico. Sin embargo, los científicos observaron que, en presencia de grasa, ésta reacciona con el óxido nítrico para volver a formar las especies nitrosantes.

Según Emilie Combet, principal autora del estudio, y sus colegas, los resultados, presentados en el congreso anual de la Society of Experimental Biology, muestran que la presencia de lípidos puede alterar considerablemente el efecto protector de los antioxidantes, lo que relaciona una dieta rica en grasas con determinados cánceres de estómago.

Bridget Aisbitt, nutricionista de la British Nutrition Foundation, señala, sin embargo, que el cáncer es una enfermedad muy compleja, desarrollada con el paso del tiempo a causa de numerosos factores medioambientales y genéticos, y, por tanto, no se debería considerar ningún factor individual como ‘causante del cáncer’.
Según ella, algunos antioxidantes compatibles con la grasa, como los betacarotenos, también podrían neutralizar los nitrosocompuestos. Esta es otra de las razones para destacar la importancia de una dieta equilibrada baja en grasas y rica en fruta y vegetales (principal fuente de vitamina C), señala.

Fuente: BBC Health

Vie
30

Beneficios del calcio y la vitamina D

30 de marzo de 2007

El calcio y la vitamina D como protección frente al cáncer colorectal

Según un artículo publicado el 28 de marzo de 2007 por Reuters, investigadores de la universidad de Hawai, Honolulu, han descubierto que las personas que consumen calcio y productos lácteos en cantidades elevadas y toman suplementos de vitamina D, parecen estar protegidas en cierta medida frente al cáncer colorectal.

El Dr. Song-Yi Park y sus colegas examinaron la asociación entre la ingesta de calcio y vitamina D y el riesgo de cáncer colorectal en 191.000 sujetos de edades comprendidas entre los 45 y los 75 años que rellenaron un cuestionario de frecuencia alimentaria entre 1993 y 1996.

Durante un seguimiento de una media de 7 años, se identificaron un total de 2110 casos nuevos de cáncer colorectal: 1138 en hombres y 972 en mujeres. Se observó que una elevada ingesta total de calcio (a partir de alimentos y suplementos) redujo el riesgo de cáncer colorectal en hombres y mujeres. Al comparar las mayores dosis de calcio con las menores, la diferencia en el riesgo de desarrollar un cáncer colorectal era de un 30% en los hombres y un 36% en las mujeres.

Según señalaron Park y sus colegas en el ejemplar de marzo de 2007 de la revista American Journal of Epidemiology, la ingesta total de vitamina D está inversamente relacionada con el riesgo de cáncer colorectal en los hombres, pero no en las mujeres.

Los investigadores observaron que una elevada ingesta de productos lácteos también reduce el riesgo de cáncer colorectal, especialmente en las personas que no tomaban suplementos de calcio. La reducción en el riesgo fue de un 23% en los hombres y un 34% en las mujeres.
Fuente: http://feeds.reuters.com/~r/reuters/UKHealthNews/~3/105003012/idUKFLE87415620070328

Jue
1

Posibles riesgos de tomar suplementos de vitaminas

1 de marzo de 2007

¿Podrían los suplementos de vitaminas hacer más daño que bien?

Según un artículo publicado el 28 de febrero en NewScientist.com, los suplementos de vitaminas no solo constituyen un gasto inútil en algo que no funciona, sino que podrían incluso ser dañinos para la salud. Este planteamiento se extrae de un análisis de 68 ensayos clínicos relacionados con los suplementos vitamínicos en el que participaron casi 250.000 personas.

Según el análisis, publicado en The Journal of the American Medical Association (vol. 297, pág. 842), las personas que tomaron suplementos de vitamina A durante en el ensayo mostraron tener un 16% más de probabilidades de morir que las que no los tomaron, mientras que los que tomaron suplementos de beta-caroteno y de vitamina E presentaron un 7% y un 4% más de riesgo, respectivamente.

“Defininitivamente, no se obtiene ningún beneficio tomando estos suplementos”, señala uno de los codirectores del estudio Christian Gluud, del Hospital de la Universidad de Copenhagen, en Dinamarca, quien recomienda que no se tomen.

Por su parte, los fabricantes de suplementos alegan que muchas de las personas que participaron en los ensayos ya estaban enfermas. “No se le puede pedir a un antioxidante que contrarreste las consecuencias de haber fumado de forma crónica durante 20 años”, señala Judy Blatman, del Council for Responsible Nutrition de Washington DC, y representante de los fabricantes de suplementos estadounidenses.

Sin embargo, Gluud afirma que el 70% de los participantes estaban sanos.

Jue
8

Beneficios de la vitamina D

8 de febrero de 2007

Un mayor consumo de vitamina D podría reducir el riesgo de cáncer de mama y cáncer colorectal

Según un artículo publicado el 6 de febrero de 2007 en Nutraingredients.com, dos estudios defienden que un incremento en la ingesta diaria de vitamina D, a 2.000 Unidades Internacionales (UI), podría reducir el riesgo de cáncer de mama y de cáncer colorectal. Los resultados, basados en un estudio conjunto y un meta-análisis de otros estudios, podrían influir en la decisión de incrementar la cantidad diaria recomendada (CDR) de la vitamina.

Actualmente, su CDR está fijada en 400UI y el nivel máximo tolerado (UL) en Europa y EEUU es de 2.000UI, el equivalente a 50 microgramos diarios. Sin embargo, las últimas investigaciones, concretamente las procedentes de ensayos clínicos, sugieren que se debería incrementar. Es más, una valoración de riesgo realizada recientemente por la organización estadounidense Council for Responsible Nutrition (CRN) concluye que el se debería incrementar a 10.000 UI (250 microgramos al día).

El primero de los estudios, basado en el cáncer de mama, que ha sido publicado en la revista Journal of Steroid Biochemistry and Molecular Biology, combina los datos de dosis-respuesta de dos estudios anteriores en los que participaron un total de 1.760 individuos. Los investigadores de este estudio observaron que en los individuos con los niveles más elevados en sangre de 25-hidroxivitamina D ó 25(OH)D (50 nanogramos por mililitro), el riesgo de cáncer de mama era un 50% inferior, en comparación con los que presentaban los niveles más bajos (10 nanogramos por mililitro o menos).

“Los resultados son muy claros”, señala el autor principal del estudio Cedric Garland, de la Universidad de California. Según los investigadores, se podría lograr una concentración de 50ng/ml de 25(OH)D con una dosis oral de 2000UI/día y, en caso de necesario y siempre que el tiempo lo permita, tomar el sol a mediodía en los días despejados exponiendo el 50% de la piel a la luz solar para incrementar la dosis.
En el meta-análisis relacionado con el cáncer colorectal, publicado en la revista American Journal of Preventive Medicine, se combinaron cinco estudios que examinaban la relación existente entre los niveles en sangre de 25(OH)D y el cáncer de colon. En total, 1.448 individuos (todos caucásicos).

“Por medio de este meta-análisis observamos que un incremento del nivel de 25-hidroxivitamina D a 34ng/ml reduciría la tasa de incidencia del cáncer colorectal a la mitad”, señaló el principal autor del estudio Edward Gorham. “Esperamos una reducción de dos tercios en la frecuencia con niveles séricos de 46ng/ml, lo que equivale a una ingesta diaria de 2.000UI de vitamina D3. El mejor modo de logralo sería con una combinación de dieta, suplementos y 10-15 minutos diarios al sol”.
Las peticiones de un incremento de la dosis diaria recomendada de esta vitamina han aumentado tras los informes que señalan que cantidades más elevadas podrían protegernos frente a la osteoporosis y algunos cánceres.

Fuente: Nutra USA

Relacionados:
Los antioxidantes y la vitamina D ayudan a reducir el riesgo de cáncer de mama
Los beneficios de la vitamina A

Lun
20

Beneficios de la vitamina B

20 de noviembre de 2006

Estudian la relación existente entre la vitamina B y la pérdida ósea

Según un artículo publicado el 14 de noviembre de 2006 en BBCNews.com, un grupo de científicos de Irlanda del Norte está investigando si los suplementos de vitamina B pueden ayudar a prevenir la osteoporosis.

Los científicos de la Universidad de Ulster, que trabajan en el NICHE (Northern Ireland Centre for Food and Health), en el campus Coleraine, han reclutado para el estudio a mujeres posmenopáusicas sanas de más de 45 años.

La osteoporosis, pérdida de fuerza, masa y densidad óseas, afecta a alrededor de 3 millones de personas en el Reino Unido, siendo más frecuente en mujeres que en hombres y, según la Prof. Helene McNulty, parece haber un nuevo factor riesgo: “una cantidad elevada de homocisteína en sangre puede incrementar el riesgo de desarrollar una osteoporosis”.

Los individuos con una dieta pobre en vitamina B tienden a presentar unos niveles elevados de homocisteína. Por otra parte, algunas personas tienen un patrón genético que hace que presenten unos niveles más elevados de homocisteína, por lo que su riesgo de desarrollar una osteoporosis es mayor.

“Los estudios han demostrado que al incrementar la ingesta de vitamina B, disminuyen los niveles de homocisteína, lo que constituye un método novedoso para reducir la osteoporosis”, añade la Prof. McNulty.

El objetivo del estudio es determinar si las mujeres posmenopáusicas con un patrón genético específico se pueden beneficiar de un suplemento de vitamina B para disminuir sus niveles de homocisteína y, por tanto, reducir el riesgo de osteoporosis.

Relacionado con beneficios de la vitamina B:

Vie
30

Alzheimer y vitamina B

30 de junio de 2006

Las vitaminas B no previenen el Alzheimer

Según un artículo de HealthDay News con fecha del 28 de junio de 2006, a pesar de que las investigaciones previas sugerían que las vitaminas B podrían ayudar a prevenir el Alzheimer, los nuevos estudios contradicen esta afirmación. Según las nuevas investigaciones, el uso de vitaminas B para disminuir los niveles de la proteína homocisteína en sangre no previene el Alzheimer, al menos no en ancianos con niveles elevados de dicha proteína.

“La reducción de los niveles de homocisteína con vitaminas B no tiene ningún beneficio a corto plazo para el rendimiento cognitivo en ancianos sanos con niveles elevados de esta proteína”, según confirmó Murray Skeaff, profesor asociado de nutrición en la Universidad de Otago, en Dunedin (Nueva Zelanda) y coautor del estudio, cuya versión integra se puede consultar en el ejemplar del 29 de junio de la revista New England Journal of Medicine.

Sin embargo, hay que seguir investigando. “Puede que este ensayo se haya realizado con un número inadecuado de personas o por un período de tiempo demasiado corto como para mostrar algún efecto”, afirmó William Thies, vicepresidente de relaciones científicas y médicas de la Asociación de Alzheimer de Chicago.

Los estudios previos habían observado niveles elevados de homocisteína en los pacientes con Alzheimer. Por otra parte, en ancianos sanos, unos niveles elevados de esta proteína se habían asociado a un rendimiento bajo en pruebas cognitivas.
Los autores del nuevo estudio pretendían comprobar si una reducción en los niveles de homocisteína tenía algún efecto sobre la función cognitiva en ancianos. En el estudio, de dos años de duración, participaron276 pacientes sanos, de 65 años o más, con niveles de homocisteína en sangre por encima de un umbral determinado. A los participantes se les dio un suplemento diario que contenía 1.000 microgramos de folato (nutriente de vitamina B que se encuentra en plátanos, naranjas, espárragos, brécol, etc.), 500 microgramos de vitamina B12 y 10 miligramos de vitamina B6. Se realizaron pruebas cognitivas al inicio del estudio, pasado un año y al finalizar los dos años de tratamiento.

Aunque los niveles de homocisteína disminuyeron, los investigadores no detectaron diferencias significativas en las puntuaciones de funcionamiento mental de los participantes que tomaron las vitaminas. “Según la ‘hipótesis de la homocisteína’ deberíamos haber observado una mejoría en el rendimiento cognitivo de los que tomaron las vitaminas, pero no fue así”, afirmó Skeaff.

Según Thies, para comprender el verdadero efecto que tiene sobre la demencia una reducción de los niveles de homocisteína, serían necesarios ensayos clínicos más amplios y de más tiempo de duración, pero estos ensayos siempre suponen una gran inversión. Fuente: Healthday News

Otros artículos mas recientes relacionados con Alzheimer, vitamina B:

Mie
28

Beneficios de la vitamina A

28 de junio de 2006

Una deficiencia de Vitamina A podría estar relacionada con operaciones quirúrgicas graves de intestino

Según un artículo publicado el 15 de junio de 2006 en ScienceDaily, un pequeño estudio publicado en el British Journal of Ophthalmology sugiere que las operaciones quirúrgicas de intestino importantes, entre las que se incluyen la reducción de estómago, podrían incrementar las posibilidades de una posterior deficiencia de vitamina A.

Los investigadores basan sus hallazgos en tres pacientes, de más de 65 años, con una ceguera nocturna o visión pobre cada vez más importante, que acudieron a una clínica especializada en ojos en el especio de un año. Ninguno de los pacientes tenía un historial personal o familiar de problemas de visión, pero los tres habían tenido importantes intervenciones quirúrgicas de intestino entre 20 y 35 años antes. Entre las intervenciones se incluían la derivación intestinal, la extirpación quirúrgica de tejido enfermo como resultado de una enfermedad inflamatoria del intestino y la extirpación de la vesícula biliar.

A los tres pacientes se les diagnosticó una deficiencia de vitamina A, a pesar de haber tomado suplementos vitamínicos. Dos de los pacientes accedieron a seguir un tratamiento de inyecciones intramusculares de vitamina A, y su visión mejoró en tan solo unos días.

La deficiencia de vitamina A debida a la malnutrición es una de las principales causas de la ceguera en niños en los países en vías de desarrollo; en los países desarrollados, los pocos casos que hay están relacionados con una mala absorción o con problemas de metabolismo. Las vitaminas liposolubles se absorben a través del intestino delgado como el retinol o el caroteno, y se almacenan hasta dos años en el hígado, desde donde son transportadas a los tejidos a medida que van siendo necesarias.

La vitamina A es esencial para el buen funcionamiento del pigmento fotosensible y los tejidos superficiales del ojo. La ceguera nocturna es uno de los síntomas más comunes de la deficiencia de esta vitamina.

Según los autores, como consecuencia de la gran popularidad que están alcanzando los tratamientos quirúrgicos para la obesidad, la deficiencia de vitamina A es cada vez más frecuente en los países desarrollados.

Fuente: Science Daily

Información relacionada con Vitamina A:

Dom
30

Las vitaminas y ácidos grasos para paliar la delincuencia

30 de abril de 2006

Hace unos años unos científicos de la Universidad de Oxford descubrieron que al añadir vitaminas y otros nutrientes viatales a las dietas de jóvenes se podría reducir la tendencia de éstos a cometir delitos. Concretamente, al mejorar los hábitos alimenticios de jóvenes en una institución pentitenciaria de máxima seguridad en Inglaterra, las infracciones cometidas se redujeron en un 25 por ciento.

Este estudio fue uno de los primeros que demuestró una relación científica entre una alimentación sana y la delincuencia. Se estudiaron los casos de 230 jóvenes delincuentes retenidos en una institución de máxima seguridad de Inglaterra. A la mitad de los jóvenes se les administraron pastillas de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales (por ejemplo, omega 3). A la otra mitad se les administraron un placebo o pastillas sin sustancias. Los científicos registraron las infracciones cometidas por los prisioneros juveniles durante los nueve meses antes de empezar a suministrarles las pastillas con vitaminas y grasos ácidos y durante los nueves meses de suministro contínuo.

Los resultados del estudio demostraron que el grupo receptor del suplemento vitaminico y de grasos ácidos cometieron un 25 por cien menos delitos que el grupo receptor del placebo. La reducción más notable se registró en aquellas infracciones más serias, como la violencia, que se redujeron en un 40 por ciento.
Los científicos han publicaron los resultados de su investigación en la Revisita Británica de Psiquiatría y el adjetivo utilizado para describir los resultados fue “extraordinario”. Su investigación podría ser un primer paso en encontrar una nueva manera de reducir la delincuencia y reducir la ocupación de centros penitenciarios a través de un control en la alimentación de los delincuentes.
Mie
19

Antioxidantes y vitamina D ayudan a reducir el riesgo de cáncer de mama

19 de abril de 2006

Según un artículo del The New York Times citado en Intelihealth, inicitiava de la Universidad de Harvard, científicos han presentado diversos estudios en la reunión anual de la Asociación Americana para Investigación contra el Cáncer en Washington que afirman que ciertos alimentos que contiene antioxidantes (habas de soja, frutas y té verde…) o vitamina D podrían reducir en las mujeres el riesgo de padecer cáncer de mama y cáncer de los ovarios.

Una de las investigaciones, realizada por un equipo de científicos de la Universidad de North Carolina, demostró que aquellas mujeres que habían pasado ya la menopausia y consumían altos niveles de antioxidantes llamados flavonoidos tenían un 45 por ciento de menor riesgo en contraer cáncer de mama. Flavanoidos son un tipo de antioxidante que se encuentran en frutas, verduras, té y café. En posteriores estudios, los investigadores pretenden averiguar porqué los flavanoidos tienen este efecto favorable contra el cáncer, y en qué cantidades.

Otro estudio realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Harvard demostró el efecto positivo de un tipo de flavonoido llamado kaempferol contra el cáncer de ovario. Al analizar los resultados de un estudio con más de 66.000 participantes, los científicos concluyeron que aquellas mujeres que consumían los niveles más altos de kaempferol tenían un 38 por ciento de menor riesgo en contraer cáncer de ovario.

Los otros dos estudios citados en el artículo del New York Times tratan de los efectos beneficiosos de la vitamina D contra el cáncer de mama y han sido llevado a cabo por investigadores del Instituto de Investigación del Hospoital de Mount Sinai en Toronto, Canadá, y del la Universidad de California respectivamente.

Artículo original: http://www.intelihealth.com/IH/ihtIH/WSIHW000/333/8015/462421.html