Archivo de la categoría ‘control-peso’

Mie
20

¿Cómo mejorar la prevención y el tratamiento de la obesidad?

20 de Noviembre de 2013
Importancia del control del peso y de la prevención de la obesidad




La comunicación medico-paciente sobre la obesidad

La obesidad es uno de los grandes problemas de la sociedad actual, y por ello es importante concienciar a la población de los problemas que implica, ya que no se trata únicamente de un problema físico, como piensan muchas personas. 

Una nueva encuesta revela que la intervención de los médicos en pacientes obesos no es, en la mayor parte de los casos, la adecuada. Esta encuesta la ha realizado la compañía farmacéutica Eisai Inc. en colaboración con Obesity Action Coalition (OAC) y The Obesity Society (TOS), con el fin de comprender la relación médico-paciente respecto al tratamiento de la obesidad

La encuesta revela que existe falta de comunicación entre médico y paciente sobre el problema del sobrepeso y la obesidad. Mientras que las encuestas a los médicos mostraron resultados muy positivos, pues todos parecían aconsejar a sus pacientes con sobrepeso u obesidad realizar un plan dietético saludable y ejercicio físico, sólo el 56% de los pacientes con sobrepeso y obesidad dijo haber abordado el tema con su médico y sólo 4 de cada 10 pacientes confirmaron que se les había recomendado perder peso. Otro dato preocupante es que muchos pacientes (el 63% de los encuestados) creen que su médico no puede ayudarles a abordar su problema y encaminarles hacia la pérdida de peso. 
La falta de interacción con un profesional sanitario lleva a que muchas personas con sobrepeso y obesidad no sean conscientes de su problema, e incluso que consideren que tienen un índice de masa corporal normal o con sólo un ligero sobrepeso en casos de obesidad. 

Las tasas de obesidad siguen aumentando con el tiempo, lo que hace cada vez más evidente la necesidad de la intervención de profesionales sanitarios para abordar el problema. 

¿Qué se puede hacer?

En mi opinión, y me gustaría que cada uno diera la suya, los médicos deberían intervenir en cuanto vieran a un paciente con obesidad, ya que reducir la obesidad significa reducir el riesgo de múltiples enfermedades. Lo ideal sería comenzar un diálogo con el paciente y si se detecta que la persona que sufre sobrepeso u obesidad no es consciente de ello y no está tomando medidas, derivarlo al especialista en estos temas: el dietista-nutricionista. La figura de este profesional en la sanidad pública es cada vez más necesaria, y sin duda, ayudaría en la prevención de muchas enfermedades y en el tratamiento de otras tantas. Quiero decir con esto que la culpa quizás no la tiene el médico, por no prestar atención al sobrepeso, ni el paciente por no preguntar a su médico sobre su estado de salud. La culpa puede que sea del sistema, que todavía no da soluciones a este gran problema. 

La figura del dietista-nutricionista daría al médico la ayuda que necesita en el abordaje de la obesidad. Así, el médico se encargaría de detectar los casos a tratar, y el dietista-nutricionista del tratamiento. La presencia del dietista-nutricionista también daría lugar a que el paciente preguntará con más facilidad sus dudas y planteara al médico su motivación para mejorar su estado de salud y perder peso. 

La revisión comentada anteriormente tiene como objetivo analizar los resultados y promover un plan de acción que defina recursos y herramientas necesarias para que los médicos y pacientes mejoren el dialogo respecto al control del peso corporal. Ójala este plan de acción incluya la presencia del dietista-nutricionista en la sanidad pública y destaque su importancia. 
Basado en New survery reveals that communication breakdown between physicians and patients hinders weight loss efforts. Más información


Temas relacionados con: ¿Cómo mejorar la prevención y el tratamiento de la obesidad?
Vie
15

¿Beber agua en las comidas engorda?

15 de Noviembre de 2013
¿Beber agua en las comidas engorda?

Muchas personas creen que si beben agua en las comidas engordarán más. Este es otro de los muchos mitos en temas de nutrición. El agua no engorda, no tiene calorías. Por tanto, el agua no engorda ni durante las comidas ni fuera de ella. Es más, aconsejo beber agua tanto durante las comidas como durante el resto del día, ¡es importantísimo mantenerse hidratado!

El consumo de agua únicamente puede afectar a la saciedad y a la digestión. Si durante las comidas se consume agua es probable que aumente las sensación de saciedad, se obtendrá antes la sensación de tener el estómago lleno. Por otra parte, tomar agua durante las comidas puede diluir los jugos gástricos que ayudan en la digestión, lo que puede resultar en digestiones más lentas, más pesadas. 

Por tanto, a no ser que tengas poco apetito o problemas de digestiones lentas no debes preocuparte por el consumo de agua durante las comidas. Y mucho menos, limitar su consumo para evitar engordar. 

¿Habíais oído alguna vez este mito? ¿Alguna vez os han recomendado no beber agua en las comidas para adelgazar? Cuéntanos tu opinión. 

Temas relacionados con: ¿Beber agua en las comidas engorda?
Vie
18

Consejos de nutrición para la mujer en la menopausia

18 de Octubre de 2013
consejos-nutricion-mujer-menopausia
La nutrición durante la menopausia es importante, ya que se trata de una etapa de cambios en el cuerpo de la mujer. La nutrición puede ayudar a disminuir algunos de los principales problemas reduciendo los desequilibrios producidos durante la menopausia, y por tanto, mejorando la calidad de vida de la mujer en esta etapa de su vida. 

¿Cómo evitar que aumente la barriga durante la menopausia?

Durante la menopausia se producen múltiples cambios físicos en el cuerpo de la mujer. Entre ellos, una disminución del gasto energético en reposo, un aumento del tejido graso y una disminución del tejido magro. Esta es la razón por la que muchas mujeres en esta etapa de su vida engordan

Es típico que durante la menopausia la mujer acumule grasa en la zona de la barriga. La acumulación de grasa en la barriga se debe a un desajuste hormonal, que disminuye la capacidad del cuerpo de quemar las grasas de la dieta, por lo que se acumulan. Este aumento del abdomen se produce en muchas ocasiones de forma rápida, y por ello es importante cuidarse antes de que ocurra. 

Alimentos recomendados durante la menopausia

Es importante cuidarse antes de la menopausia, para así mantener la salud y evitar los riesgos asociados a la menopausia como el riesgo cardiovascular y la osteoporosis, en las que la nutrición juega un papel muy importante. La dieta durante la menopausia debe ser equilibrada, y es recomendable seguir estos consejos nutricionales para sentirse bien durante esta etapa:
  1. Consumir cereales integrales, que aportan las cantidades necesarias de fibra por el organismo, ayudando a prevenir muchas enfermedades, a reducir el colesterol y a mantener un buen tránsito intestinal. 
  2. Consumir alimentos proteicos, tanto de origen animal como vegetal. La proteína vegetal está presente en legumbres como la soja o los frutos secos. La proteína de origen de animal debe consumirse con la menor cantidad de grasa posible, procurando eliminar toda la grasa visible. Preferiblemente, tomar más pescado que carne, y no olvidarse de consumir dos veces a la semana pescado azul. 
  3. Consumir 5 raciones al día de frutas y verduras, que aportan fibra y grandes cantidades de vitaminas y minerales. 
  4. Consumir productos lácteos desnatados, para evitar subir el colesterol. Se deberá elegir la leche, el queso y los yogures desnatados. Además, los lácteos ayudan a prevenir la osteoporosis, enfermedad de alto riesgo durante la menopausia
  5. Reducir el consumo de alimentos grasos. 

Todos estos simples consejos ayudan a que la mujer se sienta bien consigo misma y con su cuerpo durante la menopausia. La menopausia es una etapa natural más de la vida, y por tanto, se debe disfrutar de ella como de cualquier otra. Cuiden su salud para evitar problemas típicos de la menopausia y sólo tendrán que preocuparse de disfrutar. 

18 de Octubre. Día mundial de la menopausia



Ante cualquier sugerencia o duda no duden en comentar. 

Temas relacionados con: Consejos de nutrición para la menopausia
Jue
26

Dietas para adelgazar rápido

26 de Septiembre de 2013
dietas-adelgazar-rapido




¿Es adecuado perder peso rápido?
Perder peso demasiado rápido no suele ser adecuado y no se suele conseguir con dietas equilibradas y saludables que aporten al cuerpo todo lo que necesita. 

Además, perder peso de una forma demasiado rápida suele llevar en el tiempo a engordar hasta conseguir un peso mayor del que se tenía. Por ello es común encontrarse con personas que han seguido un montón de dietas de adelgazamiento y que al final, nunca consiguen mantener su peso. Es el círculo vicioso de las dietas milagro. No se trata de comer poco o de alimentarse durante cinco días a base de un único alimento, sino de aprender una nueva forma de comer, adaptarla a nuestros gustos y así, comer de una forma sana y equilibrada a diario, lo que nos permitirá adelgazar y mantener el peso conseguido sin dejar de disfrutar de la comida. 

Cualquier tipo de dieta que no incluya todos los nutrientes que el cuerpo necesita no es una dieta sana y equilibrada para perder peso, y no enseña unos hábitos adecuados que se puedan seguir de manera continua. Tampoco es una dieta equilibrada si crea un déficit de nutrientes y para contrarrestarlo recomienda suplementos vitamínicos o similares. 

Lo que se necesita para adelgazar es consumir menos energía de la que se requiere, para así conseguir utilizar la energía almacenada en nuestro cuerpo y perder peso. En primer lugar el cuerpo utilizará las reservas de glucógeno, que se convierten rápidamente en glucosa. Cuando el glucógeno se agota, entonces empieza a gastarse la proteína del músculo, y ya por último, la grasa almacenada. 

Tanto el glucógeno como las proteínas retienen agua, de forma que si se gasta el glucógeno y las proteínas se perderá peso, pero esta pérdida de peso estará únicamente basada en la pérdida de agua. Por esta pérdida de peso es por lo que la gente empieza las dietas milagro o dietas de monoalimentos y cree obtener buenos resultados. Sin embargo, esta pérdida de peso rápida en unos días no es una pérdida de peso basada en la pérdida de grasa corporal, por lo que rápidamente se recuperará.  Además, cuando el cuerpo empiece a utilizar las reservas de grasa por el déficit causado por la dieta de choque el metabolismo se habrá ralentizado.

El metabolismo se ralentiza por varias razones. Una de las posibles razones es que se ralentice debido a que el hipotálamo perciba que se ha perdido grasa corporal, por lo que disminuye el metabolismo para reemplazar la grasa perdida. Otra razón puede ser la pérdida de proteínas musculares, ya que a menor músculo, más lento será el metabolismo de la persona. 

Por todo esto las dietas de choque o de pérdida rápida de peso no mantienen sus resultados a medio y largo plazo, y la persona acaba con un peso mayor que el inicial. 

Es posible adelgazar a un ritmo relativamente rápido con una dieta sana y equilibrada y de una forma saludable. Es más, la mayoría de dietistas-nutricionistas recomendamos la dieta mediterránea para bajar de peso. Esta pérdida de peso se puede conseguir con una dieta adecuada, durmiendo lo necesario y realizando ejercicio físico. Adoptando este estilo de vida saludable se perderá peso y se mantendrá la pérdida en el tiempo. 

También se debe recordar que la pérdida de peso demasiado rápida puede llevar a problemas como desnutrición, debilidad ósea, irritabilidad, depresión, insomnio, y por supuesto, al efecto rebote. 

No duden en comentar o preguntar sobre el tema. 


Vídeo Consejos para adelgazar rápidamente sin riesgos I – antes de empezar



Vídeo Consejos para adelgazar rápidamente sin riesgos II – consejos generales



Vídeo Consejos para adelgazar rápidamente sin riesgos III – después de la dieta



Vídeo Trucos para reducir las kilocalorías de tus comidas



Vídeo Dieta de la manzana


Temas relacionados con: Dietas para adelgazar rápido

Mie
11

La dieta Dukan ayuda a perder peso y también, salud

11 de Septiembre de 2013
dieta-dukan-perder-peso-salud
El Dr. Pierre Dukan ha conseguido con su libro la venta récord de diez millones de libros, pero, ¿cuál es la realidad? La realidad es que se trata de una dieta peligrosa para la salud, con múltiples efectos secundarios si se siguen sus consejos. Sin embargo, la han probado miles de personas debido a la gran publicidad que se le ha hecho, sobre todo de parte de algunos famosos que dicen haberla seguido. 

La dieta Dukan
La dieta Dukan se trata de una dieta muy hipocalórica, basada principalmente en el consumo masivo de proteínas. Consta de cuatro fases que durarán toda su vida, y en todas ellas la alimentación se basa en un consumo elevado de proteínas y bajo en grasas e hidratos de carbono. Esta distribución de la dieta exige el consumo de suplementos multivitamínicos, ya que no es una dieta equilibrada que aporte todo lo que nuestro cuerpo necesita. Además debes tomar al menos 1,5 litros de agua al día y mascar hierbas como el cardamomo. 

Además la dieta Dukan permite únicamente alrededor de 100 comidas, y con estas 100 comidas debe alimentarse toda la vida. Un poco aburrido, ¿no?

Con esta dieta pierdes peso, si, ¿pero a qué precio?
Posibles efectos secundarios de la dieta Dukan
Algunos efectos secundarios y peligros para la salud comunes de la dieta Dukan que puede sufrir al seguirla son:
  • Pérdida de peso, pero sobre todo, se trata de pérdida muscular y de agua corporal, no de grasa. 
  • Efecto rebote. Como se pierde sobre todo masa muscular y agua, esto se recupera rápido con el tiempo, no es una pérdida de peso gracias a la pérdida de grasa, que es lo ideal. El agua corporal perdida se recupera rápido tras la dieta, y la misma pérdida de masa muscular que se ha conseguido con la dieta favorecerá después el aumento de peso. 
  • Pérdida de interés en la dieta Dukan, debido al escaso número de comidas posibles. Esta dieta te facilita una lista de alrededor de 100 comidas distintas, por lo que pronto puedes cansarte.
  • Riesgo metabólico, al no tratarse de una dieta equilibrada. 
  • Déficit de vitaminas y minerales
  • Producción excesiva de toxinas por parte del organismo. Si se sigue la dieta Dukan durante mucho tiempo se pueden formar cuerpos cetónicos en nuestro cuerpo, que pueden influir de forma negativa en el rendimiento intelectual y el humor e incluso causar coma o la muerte. 
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio, baja energía, ya que no se trata de una dieta equilibrada que aporte las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita. 
  • Mal aliento.
  • Estreñimiento por la falta de fibra en la dieta, que ralentiza el movimiento intestinal. Además, el estreñimiento puede evolucionar y causar inflamación del colon
  • Riesgo de ácido úrico elevado, que se acumula en las articulaciones y en la piel. 
Por tanto, la dieta Dukan no es una dieta equilibrada y saludable, es una receta de perder peso a costa de la salud. La dieta Dukan no incluye todos los grupos de alimentos, y no aporta las vitaminas y minerales necesarios para la vida. Además, la dieta Dukan no enseña buenos hábitos alimentarios para seguir una vez finalizada la dieta, por lo que tendrías que seguir la dieta durante toda la vida para no volver a ganar peso. 

El Ministerio de Sanidad de España también desaprueba la dieta Dukan, debido a sus grandes riesgos para la salud y su engañosa efectividad en el tratamiento de una enfermedad crónica como es la obesidad. 

¿Qué elige? ¿Perder peso rápidamente a costa de su salud? O, ¿perder peso de una forma equilibrada y saludable? Agradecemos sus comentarios y opiniones.

Temas relacionados con: La dieta Dukan ayuda a perder peso y también, salud
Lun
9

Menopausia: Importancia de la nutrición durante la menopausia

9 de Septiembre de 2013
menopausia-importancia-nutricion-menopausia
  • Durante la menopausia es importante cuidar la alimentación.
  • Se debe asegurar el aporte de calcio en la dieta para evitar problemas óseos.
  • Es conveniente evitar engordar para no acumular grasa en la barriga. 

La menopausia suele aparecer en las mujeres entre los 40 y los 50 años de edad. El descenso de los niveles hormonales provocan irregularidades en el ciclo menstrual, que al final acaba desapareciendo. La menopausia supone una serie de cambios fisiológicos en la mujer como sofocos, ansiedad, irritabilidad, etc. 


En ausencia de enfermedades añadidas, la mujer menopáusica es una mujer sana que entra en una nueva etapa de su vida. Desde el punto de vista nutricional, durante la menopausia, al igual que durante el resto de etapas de la vida, la alimentación es importante para el mantenimiento de una salud óptima. El cambio de los niveles hormonales que se producen durante la menopausia conlleva un incremento del riesgo cardiovascular y de sufrir patologías osteomusculares. Llevando una dieta correcta, la mujer menopáusica puede prevenir problemas comunes en esta etapa como la osteoporosis, engordar, etc. 

Problemas nutricionales comunes durante la menopausia

Durante la menopausia es común, sobre todo al principio, una tendencia a engordar entre 2 y 3 kilogramos de peso como mínimo. Por ello, habrá que llevar un mayor control del consumo total energético, es decir, un control de las kilocalorías consumidas para evitar engordar. 

Otro problema nutricional durante la menopausia es el comienzo de la fuga de calcio óseo, como resultado de la reducción de los niveles de estrógenos. Este proceso de desmineralización ósea es dos veces más rápido en las mujeres que en los hombres. Por tanto, en esta etapa habrá que insistir también en el correcto aporte de calcio a través de la dieta

Cómo evitar engordar durante la menopausia

El aumento de peso durante la menopausia se debe sobre todo a que no adaptamos la dieta a esta etapa de la vida. Aproximadamente, las necesidades energéticas disminuyen un 5% por decenio entre los 40 y los 60 años, por lo que lo ideal es disminuir el consumo calórico y aumentar la actividad física durante esta etapa, para así evitar engordar y mantener el peso ideal. 

Por tanto, a partir de los 40 años conviene ir disminuyendo el consumo energético, siempre de una forma razonable y mantener una dieta equilibrada, con un consumo suficiente de alimentos que asegure cubrir las necesidades de minerales y vitaminas. Normalmente, con controlar el consumo de los alimentos más calóricos suele ser suficiente para mantener el peso corporal ideal y no engordar durante la menopausia. Sin embargo, las preferencias dietéticas suelen cambiar durante la menopausia, aumentando el consumo de grasas y disminuyendo el consumo de proteínas y fibra. Lo importante es no adquirir estos hábitos incorrectos, o si existen, cambiarlos. Se debe cambiar los hábitos dietéticos incorrectos por otros más saludables, en lugar de dejar de comer, ya que lo que se conseguirá al final en la mayoría de los casos es aumentar el picoteo. Tampoco están aconsejadas las dietas rápidas para bajar de peso, sino disminuir alrededor de un kilogramo de peso a la semana, como máximo, para tras finalizarla, haber adquirido hábitos saludables y mantener el peso conseguido con la dieta de adelgazamiento. 

Además, durante la menopausia es común acumular grasa sobre todo, en la barriga. Este aumento de la grasa en el abdomen se debe a la disminución de los estrógenos, que dificulta el metabolismo de las grasas y que favorece que se acumule en la barriga y no en las piernas. 

Unos consejos sencillos para no engordar durante la menopausia:

  • Dieta equilibrada con elevado consumo de fruta y verdura. 
  • Comer menos cantidad y evitar los alimentos muy calóricos.
  • Realizar cinco comidas al día. Esto permite realizar comidas menos copiosas y más repartidas a lo largo del día, lo que evita también el picoteo. 
  • Evitar el azúcar refinado y los dulces.
  • Beber agua y evitar los refrescos azucarados. 
  • Limitar el consumo de café, tabaco y alcohol. 
  • Realizar ejercicio aeróbico, caminar, bailar, etc. En resumen, moverse para aumentar el gasto calórico. 

Consumo de calcio para la salud ósea

Durante la edad adulta, la mujer debe consumir aproximadamente 1000 mg de calcio al día. Una vez comienzan a disminuir los estrógenos, es decir, durante la menopausia, la mujer pasa a necesitar unos 1500 mg de calcio diarios, ya que en esta etapa se produce un aumento de la pérdida de masa ósea. Además, se debe asegurar el aporte de vitamina D y mantener un equilibrio entre el calcio y el fósforo adecuado. En cuanto a la vitamina D, en zonas soleadas no supone un problema obtenerla. Si no se vive en una zona soleada o no se sale a la calle, será necesario vigilar su consumo mediante la dieta

El calcio que mejor se tolera y absorbe es el aportado en la dieta. Siempre que sea posible, lo mejor es asegurar el aporte de calcio a partir de la alimentación y evitar los suplementos. Sólo se deberán tomar estos suplementos de calcio cuando no se consigue el aporte necesario a través de la dieta. 

Los alimentos ricos en calcio son los lácteos y sus derivados (queso, yogures, etc.), algunas verduras como el brócoli o las espinacas, y también algunos secos, aunque se deberán evitar en la mayoría de los casos para no engordar en esta etapa. 
Como durante la menopausia además de controlar el consumo de calcio se debe evitar engordar, está recomendado el consumo de productos lácteos bajos en grasa, es decir, desnatados o semidesnatados, dependiendo de cada persona. 
Lun
2

Trucos para adelgazar después del verano: Cómo perder peso

2 de Septiembre de 2013
trucos-adelgazar-despues-verano-perder-peso


Los picoteos y tapeos en la terraza, el helado, la cerveza, la siesta, dormir hasta tarde… son algunos de los atractivos del verano que, sin duda, no ayudan a mantener nuestro peso. 

La vuelta a la rutina suele incluir volver a nuestro vestuario habitual, que en muchos de los casos ya no abrochará. Es importante no perder la cabeza y no confiar en una dieta milagro, sino empezar una dieta equilibrada y saludable cuanto antes. 
Tras los excesos del verano, en la mayoría de los casos la vuelta a la rutina incluye volver a nuestro peso habitual. Se acabaron los chiringuitos, comer fuera de casa, salir de picoteo, las comidas desorganizadas y sin horarios fijo, etc. Tan importante como conseguir el peso adecuado es hacerlo de una forma saludable, para no volver a ganar peso tras el esfuerzo. Para ello, se debe seguir una dieta equilibrada y adaptar nuestro cuerpo a ella poco a poco, para poder seguirla de forma habitual y así, no recuperar el peso perdido.

Aquí tienes algunos trucos que te ayudarán a perder peso y conseguir un peso ideal
  • No pretendas perder peso demasiado rápido. No pretendas perder peso de una forma rápida para volver al modelo de vida anterior al verano. Lo importante es comenzar una dieta sana y equilibrada y adquirir unos buenos hábitos alimentarios. Sólo con este primer consejo, ya deberías eliminar la posibilidad de seguir una dieta milagro, pues la gran mayoría prometen la pérdida de peso rápida y de una forma poco equilibrada. En los buenos hábitos a adquirir se incluye la alimentación y la actividad física. Lo ideal es conseguir poco a poco pequeños cambios para que se conviertan en hábitos que formen parte de nuestra vida cotidiana. Un consejo con el que están de acuerdo la mayoría de los especialistas es perder peso a un ritmo de 0,5 a 1 kilogramo a la semana. 
  • No pases hambre. La dieta para perder peso debe ser hipocalórica, pero no muy restrictiva. Una dieta restrictiva puede ser poco compatible con el ritmo de vida, además de ser poco saludable y desmotivadora, por lo que es común el abandono de este tipo de dietas. Lo ideal es ingerir lo mismo que quemamos a lo largo del día, para no seguir ganando peso. 
  • Establece unos horarios de comida y no piques entre horas. Lo ideal es realizar una dieta con cinco comidas al día, con estas cinco comidas bien repartidas no deberías pasar hambre. Por ello, debes evitar picar entre horas, porque además, solemos elegir picoteo poco saludable, rico en calorías. Además debemos evitar alimentos que nos despiertan el apetito, además de ser ricos en calorías, como grasas y dulces. No debemos olvidar que comemos por necesidad fisiológica y por supuesto, también por placer, pero no debemos utilizar la comida como mecanismo de recompensa. 
  • No te saltes las comidas. Mucha gente no desayuna o desayuna sólo un café con leche. Eso es un error grave, y sobre todo en el caso del desayuno. El desayuno es la comida encargada de acabar con el ayuno nocturno, y es importante no saltárselo para tener energía para afrontar la mañana. Si no desayunamos, a menudo supliremos el desayuno con un almuerzo demasiado copioso y seguramente con alimentos poco adecuados, mientras que lo ideal es repartir las comidas a lo largo del día. También es típico saltarse la merienda y luego realizar una cena abundante. Este es otro error, pues la cena es una comida importante pero debe ser ligera, ya que en raras ocasiones nos dará tiempo a quemar lo que hemos cenado antes de acostarnos. Por tanto, realizar cinco comidas para perder peso sin pasar hambre. 
  • Planifica las comidas el día anterior. Si organizas los menús el día anterior realizarás comidas más saludables que si las improvisas, pues seguramente en el momento de improvisar ya tengas hambre y no te pares a pensar en realizar una comida saludable, sino algo rápido y apetitoso.  
  • Elige alimentos frescos y saludables. Come varias raciones de fruta y verdura al día, elige carnes y pescados con poca grasa, no abuses del aceite y mucho menos de las salsas. La leche y yogures que sean desnatados y el pan integral. Es crucial elegir alimentos saludables y también, cocinarlos y combinarlos de forma saludable. 
  • Cuida la forma de cocinar los alimentos. Es muy importante, además de comer alimentos saludables, utilizar técnicas de cocción saludables. Las técnicas más saludables son al vapor, al horno, a la plancha, hervidos… mientras que las menos recomendadas y que debes evitar en la dieta son los fritos y los estofados. 
  • Siéntate para comer sin distracciones. Lo ideal es comer en la mesa, correctamente sentados y con el plato delante de nosotros. Se debe evitar comer con el ordenador portátil delante, una revista o la televisión, porque nos hará distraernos y perderemos la noción de los que estamos comiendo, lo que resultará en una comida más copiosa. Debemos comer de manera consciente. 
  • Entre plato y plato reposa un poco. Si dedicas un momento de reposo entre plato y plato puede ser que sientas saciedad. Esto es así porque la saciedad no la notamos de forma instantánea, sino que tardamos unos 20 minutos en percibirla. Por ello, debemos alargar la comida para no acabar antes de sentirnos saciados y caer en las tentaciones. 
  • Haz la compra con el estómago lleno y con una lista en la mano. De esta forma, evitarás comprar alimentos poco adecuados, que una vez en casa, serán tentaciones que al final nos ganarán. También es común que si compramos con hambre, compremos porciones más grandes, ofertas llamativas de alimentos poco saludables o comida rápida. 
  • Lleva una vida activa. Ir al trabajo o a comprar caminando, salir a caminar, realizar algún deporte, bailar… cualquier actividad que requiera movimiento nos será beneficiosa.

¿Van a tener que poner en práctica estos consejos tras las vacaciones? ¿Qué opinan sobre el tema? 
Vídeo Consejos para adelgazar rápidamente sin riesgos I – antes de empezar



Vídeo Consejos para adelgazar rápidamente sin riesgos II – consejos generales



Vídeo Consejos para adelgazar rápidamente sin riesgos III – después de la dieta



Vídeo Trucos para reducir las kilocalorías de tus comidas





¿Necesitas la ayuda de un profesional para adelgazar? Pincha aquí

Temas relacionados con: Trucos para adelgazar después del verano: Cómo perder peso
Vie
23

Consejos para adelgazar: El compromiso previo ayuda a evitar tentaciones

23 de Agosto de 2013
compromiso-previo.tentaciones-adelgazar

La fuerza de voluntad puede funcionar durante un tiempo, pero a menudo acaba siendo interrumpida por las emociones o se agota con el tiempo. Sin embargo, el

 compromiso previo suele ser más eficaz ya que facilita la obtención de grandes recompensas mediante la eliminación de las pequeñas tentaciones. 

A muchas personas cuando intentan adelgazar acaban venciéndoles las tentaciones. Según parece, es mucho más eficaz evitar la tentación que enfrentarse a estas pequeñas tentaciones que al final consiguen vencernos. 

Es mucho más eficaz enfrentarse a una dieta con un objetivo concreto, con un compromiso previo, en lugar de confiar en el autocontrol y la fuerza de voluntad únicamente, sobre todo, en el caso de personas impulsivas. 

El compromiso previo, entendido como la restricción voluntaria de acceso a las tentaciones, según un estudio publicado en la revista Neuron, es una estrategia de control más eficaz que la fuerza de voluntad.

Por tanto, las dietas de adelgazamiento no deberían empezarse confiando en la fuerza de voluntad de uno mismo, sino con un compromiso previo y tratando de evitar las tentaciones en lugar de enfrentarse a ellas. Así, si nuestra perdición son los dulces, se deberá evitar el tenerlos en casa, incluso evitar el pasillo de los dulces del supermercado, para así evitar caer en la tentación. Esto es el compromiso previo, y parece ser mucho más efectivo que tener dulces en casa y tratar cada día de no comerlos. 

Estableciendo un compromiso previo de forma voluntaria y dejando clara la recompensa final es más fácil evitar las pequeñas tentaciones, como comerse un dulce a mitad de dieta, y conseguir así la gran recompensa, la pérdida de peso buscada. 

¿Qué opinan sobre el tema? No duden en dejar sus comentarios y opiniones sobre el tema en la sección Comentarios. 
Crockett MJ, Braams BR, Clark L, Tobler PN, Robbins TW and Kalenscher T. Neuron (2013). Más información.

Vídeo Consejos para adelgazar rápidamente sin riesgos I – antes de empezar




Vídeo Consejos para adelgazar rápidamente sin riesgos II – consejos generales




Vídeo Consejos para adelgazar rápidamente sin riesgos III – después de la dieta

Vídeo Trucos para reducir las kilocalorías de tus comidas 



Temas relacionados con: Consejos para adelgazar: El compromiso previo ayuda a evitar tentaciones

Mie
14

Discriminar por el peso engorda a las personas

14 de Agosto de 2013
discriminar-peso-engorda-personas
  • Discriminar a las personas por su peso no motiva a perder peso. 
  • La discriminación de las personas por su peso aumenta el riesgo de padecer obesidad o de engordar en el futuro. 

Discriminar a las personas por su peso es un tipo de maltrato mental, que además parece tener consecuencias físicas para la persona. 

Según un estudio publicado en American Journal of Epidemiology, cuando una persona ha sido discriminada por su peso corporal, con el tiempo, tenderá a engordar. Por tanto, las personas que han sufrido discriminación por su peso corporal tienen un mayor riesgo de padecer en el futuro obesidad. Esto podría convertirse en un círculo vicioso en que las personas con obesidad o sobrepeso son más vulnerables a la discriminación de peso, y a su vez esta discriminación podría dar lugar a un aumento de peso todavía mayor y a la dificultad de controlarlo. 

La discriminación daña a la gente tanto mental como físicamente, y por ello, se debe evitar en todos los casos. No debemos olvidar que el trato injusto a las personas puede tener graves consecuencias en ellas. 

Les agradecemos por adelantado sus comentarios y opiniones sobre el tema. 

Sutin AR and Terracciano A. American Journal of Epidemiology (2013). Más información.



Temas relacionados con: Discriminar por el peso engorda a las personas

Jue
4

Dormir poco aumenta el riesgo de engordar

4 de Julio de 2013
Dormir-poco-aumenta-riesgo-engordar
  • Acostarse tarde y no dormir las horas necesarias aumenta significativamente el riesgo de aumentar de peso en personas sanas. 
  • Cenar tarde aumenta el riego de ganar peso. 

Acostarse tarde y dormir pocas horas aumenta el riesgo de aumentar de peso

Las personas que duermen poco, además, suelen consumir más alimentos y más calorías en comparación con los que duermen más horas. Las comidas consumidas durante las horas nocturnas tienen mayor contenido en grasa total que las otras comidas del día. 

Esta es una de las conclusiones de un estudio, publicado en la revista Sleep, en el que se examinaron a 225 personas divididas en dos grupos: uno que dormía de 4 a.m. a 8 a.m. y el otro que dormía de 10 p.m. a 8 a.m. 

En base a los resultados de este estudio, para bajar de peso, además de seguir una dieta adecuada, puede ser muy recomendable dormir las horas adecuadas. 

Andrea M, Spaeth AM, Dinges DF y Goel N. Sleep (2013). Más información.