Archivo de la categoría ‘alzheimer’

Sab
14

Omega-3 y Alzheimer

14 de octubre de 2006

Los ácidos grasos Omega-3 podrían reducir el deterioro cognitivo en personas con Alzheimer leve

Según un artículo publicado el 13 de octubre de 2006 en MedIndia.com, los resultados de un nuevo ensayo clínico señalan que los suplementos de ácidos grasos Omega-3 podrían reducir el deterioro cognitivo en pacientes con Alzheimer poco severo. Sin embargo, parecen no influir en los casos en los que la enfermedad está más avanzada.

Varios estudios previos han señalado que comer alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, podría proteger frente a la enfermedad de Alzheimer, lo que llevó los investigadores a preguntarse si los suplementos podrían producir efectos similares.

La Doctora Yvonne Freund-Levi, del Karolinska Institutet en Estocolmo (Suecia), y sus colegas, compararon los efectos de unos suplementos que contenían dos ácidos grasos omega-3 con otros placebo en 204 pacientes con Alzheimer, 174 de los cuales completaron el estudio. Durante seis meses, 89 pacientes (51 mujeres y 38 hombres) tomaron 1,7 gr. de ácido docosahexaenoico (DHA) y 0,6 gr. de ácido eicosapentaenoico (EPA), mientras 85 pacientes (39 mujeres y 46 hombres) tomaron placebo. Durante otros seis meses, ambos grupos tomaron los ácidos grasos omega-3. Se realizaron exámenes físicos a los pacientes, que incluían análisis de sangre y mediciones de la tensión arterial, y también pruebas cognitivas al comienzo del estudio, a los 6 meses y a los 12 meses.

Tras seis meses, no se observaron diferencias en las tasas de deterioro cognitivo de ambos grupos. Sin embargo, dentro de un subgrupo de 32 pacientes que al inicio del estudio sufrían una alteración cognitiva muy leve, se observó que los que tomaban los ácidos grasos omega-3 experimentaron un declive menor que los que tomaban placebo. Por otra parte, entre los que tomaron placebo los seis primeros meses, se observó una disminución en el deterioro durante el segundo período de seis meses, es decir, cuando empezaron a tomar los suplementos de ácidos grasos omega-3.

Los suplementos parecen seguros y fueron bien tolerados, sin producir cambios en la tensión arterial ni en los resultados de las analíticas, salvo un aumento en la tasa de ácidos grasos en sangre. Fuente: Medindia

Temas relacionados con Omega 3 y Alzheimer:

Mar
5

Alimentos contra el Alzheimer

5 de septiembre de 2006

Los zumos de frutas y vegetales reducen el riesgo de Alzheimer

Según un artículo publicado el 31 de agosto de 2006 en Timesonline, un nuevo estudio ha demostrado que el consumo regular de zumos de frutas y vegetales puede reducir considerablemente las posibilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.
Investigadores de Japón y EEUU realizaron un seguimiento durante 10 años de casi 2.000 voluntarios sin demencia senil, observando su consumo de zumos de frutas y vegetales.

Según los resultados, publicados el 31 de agosto en el American Journal of Medicine, para aquellos que bebieron zumo más de tres veces por semana, el riesgo de Alzheimer se redujo en un 76% en comparación con los que lo tomaron menos de una vez por semana.

El Dr. Qi Dai, de la Universidad Vanderbilt, en Nashville, Tennessee, comentó: “Observamos que había una relación entre el consumo frecuente de zumos de frutas y vegetales y una disminución sustancial en el riesgo de Alzheimer”.
“Estos resultados son nuevos y sugieren que el consumo de estos zumos podría desempeñar un papel importante a la hora de retrasar el inicio de la enfermedad de Alzheimer”.

Estudios anteriores han sugerido que los polifenoles, fuertes antioxidantes encontrados en los zumos de frutas, podrían interrumpir una serie de procesos biológicos del cerebro que conducen al Alzheimer. Fuente: Times Online

Otros artículos relacionados con Alzheimer, vitamina B:

Vie
30

Alzheimer y vitamina B

30 de junio de 2006

Las vitaminas B no previenen el Alzheimer

Según un artículo de HealthDay News con fecha del 28 de junio de 2006, a pesar de que las investigaciones previas sugerían que las vitaminas B podrían ayudar a prevenir el Alzheimer, los nuevos estudios contradicen esta afirmación. Según las nuevas investigaciones, el uso de vitaminas B para disminuir los niveles de la proteína homocisteína en sangre no previene el Alzheimer, al menos no en ancianos con niveles elevados de dicha proteína.

“La reducción de los niveles de homocisteína con vitaminas B no tiene ningún beneficio a corto plazo para el rendimiento cognitivo en ancianos sanos con niveles elevados de esta proteína”, según confirmó Murray Skeaff, profesor asociado de nutrición en la Universidad de Otago, en Dunedin (Nueva Zelanda) y coautor del estudio, cuya versión integra se puede consultar en el ejemplar del 29 de junio de la revista New England Journal of Medicine.

Sin embargo, hay que seguir investigando. “Puede que este ensayo se haya realizado con un número inadecuado de personas o por un período de tiempo demasiado corto como para mostrar algún efecto”, afirmó William Thies, vicepresidente de relaciones científicas y médicas de la Asociación de Alzheimer de Chicago.

Los estudios previos habían observado niveles elevados de homocisteína en los pacientes con Alzheimer. Por otra parte, en ancianos sanos, unos niveles elevados de esta proteína se habían asociado a un rendimiento bajo en pruebas cognitivas.
Los autores del nuevo estudio pretendían comprobar si una reducción en los niveles de homocisteína tenía algún efecto sobre la función cognitiva en ancianos. En el estudio, de dos años de duración, participaron276 pacientes sanos, de 65 años o más, con niveles de homocisteína en sangre por encima de un umbral determinado. A los participantes se les dio un suplemento diario que contenía 1.000 microgramos de folato (nutriente de vitamina B que se encuentra en plátanos, naranjas, espárragos, brécol, etc.), 500 microgramos de vitamina B12 y 10 miligramos de vitamina B6. Se realizaron pruebas cognitivas al inicio del estudio, pasado un año y al finalizar los dos años de tratamiento.

Aunque los niveles de homocisteína disminuyeron, los investigadores no detectaron diferencias significativas en las puntuaciones de funcionamiento mental de los participantes que tomaron las vitaminas. “Según la ‘hipótesis de la homocisteína’ deberíamos haber observado una mejoría en el rendimiento cognitivo de los que tomaron las vitaminas, pero no fue así”, afirmó Skeaff.

Según Thies, para comprender el verdadero efecto que tiene sobre la demencia una reducción de los niveles de homocisteína, serían necesarios ensayos clínicos más amplios y de más tiempo de duración, pero estos ensayos siempre suponen una gran inversión. Fuente: Healthday News

Otros artículos mas recientes relacionados con Alzheimer, vitamina B: