Archivo de la categoría ‘alergias’

Lun
11

Alergias alimentarias

11 de septiembre de 2006

Las alergias alimentarias se podrán curar en menos de una década

Científicos expertos han anunciado que, en menos de 10 años, habrá tratamientos para una amplia variedad de alergias alimentarias. Los investigadores han descubierto tratamientos alterando las proteínas de los alimentos que originan la reacción alérgica. Estos tratamientos insensibilizan el sistema inmunitario del cuerpo sin ocasionar ningún daño.

Según Ronald van Ree, de la Universidad de Amsterdam, “Los tratamientos para las alergias alimentarias llegarán al mercado en los próximos 7-10 años”.

La reacción excesiva de las células del sistema inmunológico conocidas como inmunoglobulinas E (IgE) frente a moléculas de proteínas normalmente inocuas, es lo que desemboca en una reacción alérgica. Estas moléculas de proteínas conocidas como alérgenos están presentes en los gatos, los caballos, los frutos secos, la leche y el polen.

Según el Royal College of Physicians (RCP), el 30% de los adultos y el 40% de los niños de Gran Bretaña padecen algún tipo de alergia. Y la cifra continúa en aumento.

En el año 2003, el RCP concluyó que la tasa de alergia más elevada en Europa era la de Gran Bretaña, ya entonces una de las más altas del mundo.

Fuente: Medindia

Relacionado con alergias:
Alimentos para paliar las alergias
Alimentacion para evitar alergias en los niños

Sab
2

Alimentación para evitar alergias en los niños

2 de septiembre de 2006

Los alergólogos ofrecen unas pautas alimenticias para bebés

Según un artículo publicado el 8 de agosto de 2006 en CNN.com, un grupo de alergólogos afirma que los padres pueden ayudar a prevenir alergias alimentarias retrasando la introducción de determinados alimentos en la dieta del niño y alimentando al niño exclusivamente con leche materna hasta el sexto mes de vida.

Según el Dr. Alessandro Fiocchi, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Milán (Italia), y sus colegas del Comité de Reacciones Adversas a Alimentos del American College of Allergy, Asthma and Immunology, evitar la leche y los productos lácteos en esta etapa puede ayudar a los bebés con riesgo de alergia alimentaria, pero no hay pautas probadas acerca de cuándo se deberían introducir otros alimentos ni de cuándo deberían los niños empezar a tomar alimentos sólidos.

Para llenar este vacío, Fiocchi y su equipo estudiaron la literatura científica existente y desarrollaron un mensaje coherente. “Los pediatras y alergólogos deberían personalizar con cuidado la introducción de sólidos en la dieta de cada niño”, comentan Fiocchi y sus colegas en el ejemplar de julio de Annals of Allergy, Asthma & Immunology.

Según los investigadores, aparte de la leche materna no se debería dar ningún alimento adicional al niño hasta que cumpla seis meses, ni siquiera los preparados basados en la leche de vaca. La introducción de alimentos sólidos en la dieta del niño durante los primeros cuatro meses de vida se ha asociado con un incremento en el riesgo de alergias hasta los 10 años de edad.

Añaden también que los alimentos se deberían introducir de uno en uno y en pequeñas cantidades, y que no se deberían dar alimentos mezclados al niño a menos que se sepa con seguridad que no es alérgico a ninguno de los componentes.

Por último, los investigadores señalan que una vez calculado el riesgo de alergia del niño basándose en su historial familiar, a los 12 meses se pueden ir introduciendo en su dieta productos lácteos y a los 24 meses huevos de gallina, mientras que se debería esperar al menos hasta los 36 meses para introducir alimentos como cacahuetes, anacardos, nueces, pescado o marisco.

Fuente: CNN

Artículos relacionados con alergias:
Alimentos para paliar las alergias de primavera

Dom
2

Alimentos para paliar las alergias de primavera

2 de abril de 2006

Desde hace unos años hay un incremento importante en el numero de personas que sufren alergias. Según datos recientes, hasta 20 por cien de los niños de los países occidentales padecen asma, entre 15 y 23 por ciento tienen alergia al pólen, polvo o pelo de animales, y entre 15 y 19 por ciento tienen excema. En términos globales, aproximadamente un 7 por ciento de la población mundial sufren de alergia estacional al polen o hierba. Este tipo de alergia produce picor en los ojos, estornudos y rinitis.

Según la profesora e investigadora de la Universidad de Reading, Ann Walker, las últimas investigaciones indican que una dieta rica en antioxidantes y omega-3 podría ayudar a paliar las síntomas de estas condiciones atópicas. La Doctora Walker cita tres estudios llevados a cabo en 2003 que apuntaban a la relación entre la alimentación y las alergias. El primero citado, de un equipo de investigadores italianos, analizaron las respuestas de padres de 4.104 niños de 6 a 7 años que sufrían asma y alergias. Según los resultados, una dieta rica en fruta (especialmente frutas cítricas) y verduras paliaban las dificultadades respiratorias, mientras que un alto consumo de margarina vegetal las agudizaban.

El segundo estudio realizado de científicos noruegos examinó el caso de 2.531 niños. Según los resultados de este estudio, niños que habían tomado pescado antes de cumplir un año sufrían menos alergias y asma que los niños que no lo habían tomado.

El tercer estudio se realizó en Alemania en un estudio comparativo entre 344 adultos que padecían alergias y otros adultos sanos. Según los resultados de este último estudio, el consumo de alimentos ricos en grasas ácidas omega-3 y vitamina C reducía el riesgo de sufrir alergia.

En este sentido, Ann Walker realiza los siguientes consejos a las personas que sufren alergias, asma o excema:

  • Comer 5 raciones o más de fruta y verdura al día para mantener un buen nivel de antioxidantes (el té verde también es un excelente antioxidante)
  • Lograr un consumo equilibrado de grasas ácidas, reduciendo el consumo de aceite de girasol y otras semillas en favor de aceite de oliva
  • Aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3
  • Tomar alimentos probióticos (como el yogur)
  • En algunos casos, la vitamina C produce una mejora en las síntomas de personas que sufren alergias al polen, mientras que la vitamina E puede ayudar a personas que padecen excema.

Artículo original: Managing Allergies