Archivo de la categoría ‘alimentos-perjudiaciales’

Vie
23

Azúcar en la sangre

23 de marzo de 2007

El azúcar en sangre aumenta el riesgo de cáncer

Según un artículo publicado el 21 de marzo de 2007 en BBCNews.com, un nuevo estudio sueco ha descubierto que las mujeres con niveles elevados de azúcar en sangre tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer. La investigación, en la que se estudiaron 64.500 personas, relacionó el aumento del azúcar en sangre con el cáncer de páncreas, piel, útero y tracto urinario en las mujeres.

Tanto la diabetes como la ingesta de demasiados alimentos azucarados incrementan los niveles de azúcar en sangre. Sin embargo, expertos en diabetes han comentado que serían necesarias más pruebas para confirmar esta relación.

En el mismo estudio, realizado en la Universidad de Umea, se estableció también una relación entre los niveles elevados de azúcar en sangre y el riesgo de cáncer de pecho en mujeres de menos de 49 años. Los investigadores observaron que las mujeres con los niveles más elevados de azúcar en sangre tenían un 26% más de probabilidades de desarrollar un cáncer que las mujeres con los niveles más bajos.

La investigación se realizó dentro del marco del proyecto Vasterbotten Intervention Project, y los participantes tenían 40, 50 y 60 años a mediados de los 80, cuando fueron invitados a participar en el estudio. Por aquel entonces se midieron sus niveles de azúcar en sangre, antes y después de tomar una infusión de glucosa.
En total, el estudio ha durado 13 años, durante los cuales se identificaron 2.478 casos de cáncer. Los investigadores observaron también una clara evidencia de tasas más elevadas de hiperglucemia a medida que aumentaba la edad.

Según los investigadores, dirigidos por el Dr. Par Stattin, un metabolismo anormal de la glucosa se ha asociado con un incremento estadísticamente significativo del riesgo de cáncer en las mujeres, pero no en los hombres. Al contrario, unos niveles elevados de azúcar en sangre en los hombres parecen protegerlos del cáncer de próstata, aunque no de forma muy significativa.

Es importante que las mujeres sean conscientes de esto, ya que les puede ayudar a modificar su estilo de vida. Un simple análisis de sangre en la consulta del médico basta para saber si un paciente tiene un nivel elevado de azúcar en sangre. En ese caso, es posible bajar estos niveles con una dieta equilibrada, con mucha fruta y vegetales y manteniendo un peso saludable. Hasta un 40% de los casos de cáncer se pueden prevenir de ese modo.

Fuente: BBC News

Dom
4

Ácidos grasos trans

4 de febrero de 2007

Prohibición de ácidos grasos trans en restaurantes de Nueva York

Según un artículo publicado el 7 de diciembre de 2006 en la Web de la Harvard School of Public Health (HSPS), la decisión del New York City Board of Health (comisión de salud de la ciudad de Nueva York) de prohibir los ácidos grasos trans en los restaurantes, podría evitar miles de muertes prematuras y debería ser un modelo a seguir para otras ciudades de todo el mundo.

“El New York City Board of Health merece un aplauso por su decisión de prohibir los ácidos grasos trans en los restaurantes de la ciudad”, señala Walter Willett, profesor de Epidemiología y Nutrición de la Harvard School of Public Health. “Esto salvará muchos cientos y, probablemente, miles de muertes prematuras cada año en Nueva York y seguramente reducirá también el desarrollo casos de diabetes de tipo 2 y de demencia”.

La primera prohibición de este tipo en EEUU, que se aprobó el 5 de diciembre, obliga a los restaurantes a ir paulatinamente dejando de utilizar ácidos grasos trans artificiales a lo largo de los próximos 18 meses. El Dept. of Health and Mental Hygiene de la ciudad ofrecerá a los restaurantes y panaderías asesoramiento técnico culinario para ayudarles a cambiar a métodos de preparación de alimentos libres de ácidos grasos trans.

“Es una práctica de salud pública, semejante a la de proporcionar agua potable; todo el mundo tomará una comida más saludable y ni siquiera notarán la diferencia”, señala Willet. “Además, esto sienta un precedente a seguir por otras ciudades y por el resto del mundo. Por supuesto, esta decisión de la ciudad de Nueva York ha sido necesaria debido a la actual directiva de la Food and Drug Administration no cumplido con su labor de proteger la seguridad en los alimentos, al permitir que se vendan los ácidos grasos trans dentro de la categoría conocida como GRAS (‘Generally Recognized as Safe’ o alimentos generalmente seguros)”.

Fuente: HSPH Harvard

Lun
22

Comida rápida

22 de enero de 2007

Más comida rápida implica un mayor exceso de peso

Según un artículo publicado el 16 de enero de 2007 por Reuters, un Nuevo estudio ha proporcionado la mayor prueba hasta la fecha de que la comida rápida engorda.
El Dr. Barry M. Popkin de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, y sus colegas, observaron que entre los cerca de 3.400 adultos jóvenes que participaron en el estudio a largo plazo, cada comida adicional que hicieron de comida rápida a la semana se correspondió con un considerable aumento en su índice de masa corporal (BMI).

En su artículo, publicado en el ejemplar de enero de 2007 de la revista American Journal of Clinical Nutrition, Popkin y su equipo señalan que, actualmente, los alimentos consumidos fuera de casa constituyen hasta un 42% de la ingesta calórica de los estadounidenses. Sin embargo, añaden que aunque el aumento en el consumo de comida rápida y en las visitas a los restaurantes ha sido paralelo al de la obesidad, no está claro que hayan influido en ello.

Para separar los efectos de la comida rápida de los de los alimentos consumidos en restaurantes tradicionales, los investigadores observaron a 3.394 adultos jóvenes participantes en un estudio de enfermedades coronarias. Durante el séptimo y el décimo año del estudio, compararon el consumo de comida rápida y de alimentos de restaurantes de los participantes con su índice de masa corporal.

Popkin y sus colegas observaron que cuanto mayor era la ingesta de comida rápida, mayor era su índice de masa corporal. Por cada comida adicional de comida rápida a la semana durante el séptimo año, el índice de masa corporal aumentaba 0,13 puntos, mientras que en el décimo año experimentaba un aumento de hasta 0,24. Esto supone 405gr. y 765gr., respectivamente, para una persona de 1,80m. de altura.
Sin embargo, los investigadores no observaron ninguna relación entre la cantidad de comidas realizadas en restaurantes tradicionales y el aumento del índice de masa corporal, sino más bien todo lo contrario.

Según Popkin, el estudio confirma que las personas que consumen más comida rápida ganan más peso. “Siempre se ha dicho esto, pero nunca con las pruebas con las que contamos ahora”.

Fuente: Reuters

Related:
Relación entre la obesidad y comida basura
La obesidad en España
Obesidad infantil

Mie
8

Relación entre obesidad y comida basura

8 de noviembre de 2006

Una experta quiere prohibir comida rápida por el problema de obesidad en Escocia.

La Directora del Centro de Investigación en Salud Pública y Alimentación de la Universidad de Dundee y asesora del Gobierno Escocés en cuestiones de salud y nutrición aconseja la prohibición del consumo de comida basura en público, como medida contra el creciente problema de obesidad en Escocia.

La profesora Anderson pretende que las mismas restricciones que se aplican a los fumadores también sean aplicadas a los consumidores de comida basura. Propone que se prohibe consumir comida basura en vehículos de transporte público y que sean retiradas de los cines las raciones más grandes de refrescos con gas y palomitas.

Según la experta, la disponibilidad masiva y bajo coste de la comida basura aumenta el creciente problema de obesidad en Escocia. Más de uno de cada cinco adultos escoceses son obesos y más de una tercera parte de doceañeros tienen un problema de sobre peso, casi la quinta parte de este colectivo son obesos y uno en cada diez tiene un problema grave de obesidad.

Anderson critica el hecho de que, a diferencia de muchos otros países, en Escocia se permite comer en los lugares y vehículos de transporte público, y propone una campaña anti-comida basura parecida a la campaña anti-tabaco que llevó al gobierno escocés a prohibir el consumo de tabaco en lugares públicos.

Temas relacionados:
La obesidad en España
Obesidad infantil
Bebidas azucaradas y obesidad juvenil
Estudio predice aumento en la obesidad
Adelgazar

Fuente original: The Times

Sab
30

Los riesgos de bebidas azucaradas

30 de septiembre de 2006

Un estudio noruego relaciona el azúcar con problemas mentales

Según un artículo publicado el 28 de septiembre de 2006 por Reuters, investigadores noruegos han afirmado el jueves que los jóvenes de Oslo que beben los refrescos más azucarados tienen mayor tendencia a padecer problemas de salud mental, como la hiperactividad y el estrés.

Su estudio de más de 5.000 noruegos de entre 15 y 16 años demostró una clara relación directa entre el consumo de bebidas azucaradas y la hiperactividad y una relación un poco más compleja con otros trastornos mentales y del comportamiento.
Los investigadores realizaron una encuesta entre los jóvenes sobre cuántos refrescos azucarados con gas tomaban al día y un cuestionario estándar utilizado para evaluar la salud mental.

Según observaron, los jóvenes que se saltaban el desayuno y la comida resultaron ser los principales consumidores de refrescos. La mayoría de los estudiantes afirmaron beber entre uno y seis refrescos por semana. En su informe, publicado en el American Journal of Public Health, los investigadores afirmaban haber encontrado “una fuerte relación entre el consumo de refrescos y los problemas de salud mental entre los estudiantes de 10º grado de Oslo”.

Según los investigadores, los que no bebían ningún refresco eran más propensos que los bebedores moderados a presentar síntomas de salud mental, pero los que bebían más refrescos (más de seis a la semana) tenían las puntuaciones más elevadas.

En el caso de la hiperactividad, observaron una relación lineal directa: cuantos más refrescos bebían, más síntomas de hiperactividad presentaban. Los peores problemas los presentaban los jóvenes que bebían cuatro o más refrescos al día (es decir, alrededor del 10% de los chicos y el 2% de las chicas).

Según los investigadores también es posible que otras sustancias presentes en los refrescos, como la cafeína, sean responsables de los síntomas, y tampoco comprobaron otras posibles fuentes de azúcares refinados en la dieta de los jóvenes.

Pero concluyeron que muchos de los jóvenes estaban consumiendo demasiados refrescos azucarados, ya que al menos la cuarta parte de los chicos estaban cubriendo sólo con los refrescos la ingesta diaria recomendada de azúcar.

Fuente: Reuters

Artículos relacionados:
Bebidas azúcaradas y obesidad infantil

Jue
10

Alcohol y cáncer

10 de agosto de 2006

El alcohol contribuye de forma importante a la carga de cáncer

Según un artículo publicado el 3 de agosto de 2006 por Reuters, un equipo internacional de investigadores afirma que el 3,6% de los casos de cáncer en todo el mundo están relacionados con el consumo de alcohol y llevan a un 3,5% de todas las muertes por cáncer.

“Se ha establecido un nexo de causalidad entre el consumo de alcohol y los cánceres de cavidad oral, faringe, esófago, colon, recto, hígado, laringe y pecho”, afirman el Dr. Paolo Boffetta, de la International Agency for Research on Cancer, Lyon (Francia), y sus colegas.

En su estudio, publicado en su versión íntegra en el International Journal of Cancer (15 de agosto de 2006) con el título “For other cancers, a causal association is suspected”, los investigadores clasificaron el número de casos de cáncer y muertes por esta enfermedad en el 2002 atribuibles al consumo de alcohol en función del sexo y la subregión de la OMS, utilizando varias fuentes de datos.

Según ellos, en ese año, se contabilizaron 389.100 casos de cáncer atribuibles al consumo de alcohol, lo que supone un 3,6% de todos los casos de cáncer. El número de muertes por cáncer atribuibles al consumo de alcohol fue de 232.900 (un 3,5% de todas las muertes por cáncer). Más del 60% de los cánceres relacionados con el alcohol en hombres se produjeron en el tracto digestivo superior y un 60% aproximadamente de los cánceres relacionados con el alcohol en mujeres se originaron en el pecho. Además, la carga de cáncer atribuible al alcohol era especialmente elevada en Centroeuropa y en la Europa del Este.

Por otra parte, según Boffetta y sus colegas, existen pruebas consistentes de que un consumo moderado de alcohol reduce el riesgo de otras enfermedades como las cardíacas, la apoplejía o los cálculos biliares.

Fuente: Reuters

Lun
13

Bebidas azucaradas y obesidad juvenil

13 de marzo de 2006

El problema de la creciente obesidad entre los niños y los jóvenes está fomentando la realización de estudios sobre hábitos alimenticios de estos en algunos países. Este el caso de un reciente estudio llevado a cabo en los Estados Unidos que señala a las bebidas refrescantes azucaradas como responsables de la obesidad entre los adolescentes.

El debate se mantiene sobre el papel de las bebidas endulzadas o azucaradas en el crecimiento de la obesidad entre niños y jóvenes. Pero un estudio presentado esta semana sugiere que podría ser un importante factor.

Publicado en la revista Pediatrics, los investigadores dieron cuenta de lo que ocurrió cuando le pidieron a un grupo de adolescentes que pararan de beber bebidas azucaradas durante 25 semanas -y se repartieron bebidas sin azúcar añadido a los hogares de los adolescentes para reforzar el compromiso-.

Los investigadores, dirigidos por Cara B. Ebbeling del Children’s Hospital Boston, han encontrado que el consumo de bebidas de elevadas calorías por los adolescentes bajo un 80% durante el estudio y que los adolescentes que lo siguieron con más sobrepeso experimentaron significativas reducciones en sus indicadores de masa corporal al final de las 25 semanas.

Los investigadores reconocieron que hay muy pocas pruebas de que las bebidas azucaradas o con sirope de maíz jueguen un importante papel en la obesidad comparadas con otras comidas. Pero el estudio afirma que la tasa de obesidad entre los jóvenes ha crecido en los últimos años coincidiendo con el consumo creciente de bebidas con azúcar altamente publicitadas.

Bebidas y refrescos

Los refrescos son casi imposibles de evitar para los adolescentes, según señala uno de los autores el Dr. David S. Ludwig, director o del programa sobre obesidad en el Children’s Hospital. “Las bebidas refrescantes están por todas partes: colegios, cafeterías, máquinas de bebidas y en cualquier punto de la ciudad”.

Los investigadores reclutaron 100 voluntarios de edades comprendidas entre los 13 y los 18 y asignaron la mitad a un grupo para que prescindiera de tomar refrescos. Miembros de este grupo recibieron semanalmente en casa bebidas no azucaradas a su elección, incluyendo agua y refrescos y bebidas- diet.

Los adolescentes también recibieron llamadas telefónicas de los investigadores para la motivación y avisos en el frigorífico: “piensa antes de beber”.

El Dr. Ludwig señala que un estudio similar se está llevando a cabo en la actualidad con más adolescentes y durante un período de tiempo más largo.

Temas relacionados con obesidad y bebidas: