Archivo de la categoría ‘niños’

Jue
24

La dieta de embarazadas influye en el sexo de su bebé

24 de abril de 2008

Una nueva investigación de las Universidades de Exeter y Oxford ha proporcionado la primera prueba de que el sexo de los niños está relacionado con la dieta de sus madres. El estudio muestra una clara relación entre una ingesta energética elevada durante el período de concepción y el nacimiento de hijos varones. Estos resultados podrían ayudar a explicar la caída en el número de nacimientos de varones en los países industrializados.

El estudio se centró en 740 mujeres del Reino Unido, embarazadas por primera vez y que desconocían el sexo de su feto. Se les pidió que llevaran un registro de sus hábitos alimentarios antes y durante las primeras etapas del embarazo.

Posteriormente, fueron divididas en tres grupos según el número de calorías que consumían al día en torno al momento de la concepción. El 56% de las mujeres incluidas en el grupo de la ingesta energética más elevada, dieron a luz un hijo varón, en comparación con el 45% de las mujeres del grupo con la ingesta energética más baja. Además de consumir más calorías, las mujeres que tuvieron hijos eran más propensas a consumir cantidades más elevadas y una variedad más amplia de nutrientes, incluidos potasio, calcio y las vitaminas C, E y B12. También se observó una fuerte correlación entre las mujeres que tomaban cereales de desayuno y el nacimiento de hijos varones.

En los últimos 40 años ha habido una ligera, pero constante, reducción anual en el porcentaje de nacimientos de varones en los países industrializados. Investigaciones previas han indicado también una reducción en el promedio de ingesta energética en estos países desarrollados.

Según la Dra. Fiona Mathews, principal autora del trabajo: “Esta investigación podría ayudar a explicar por qué en los países desarrollados, en los que muchas mujeres jóvenes eligen dietas bajas en calorías, está decayendo la proporción de nacimientos de hijos varones. Nuestros resultados son especialmente interesantes dado el debate que ha tenido lugar recientemente en el Comité de Embriología y Fertilización Humana sobre si regular la clínica de ‘género’ que permitiría a los padres seleccionar el sexo de su prole manipulando el esperma sin razones médicas. Ahora tenemos pruebas de la existencia de un mecanismo ‘natural’ por el cual las mujeres parecen estar controlando ya el sexo de sus hijos mediante la dieta”.

Los científicos ya sabían que muchos animales tienen más hijos varones cuando la madre cuenta con abuntantes recursos. El fenómeno se ha estudiado ampliamente en invertebrados, pero también se ha observado en caballos, vacas y algunas especies de ciervo.

Aunque el género lo determina genéticamente el padre, las madres parecen poder favorecer el desarrollo de un sexo en vez de otro. El mecanismo en los mamíferos todavía no está claro, pero se sabe por las investigaciones de la fecundación in vitro que unos niveles elevados de glucosa favorecen el desarrollo de los embriones macho, inhibiendo el de los embriones hembra. En los humanos, saltarse el desayuno, como hacen muchas mujeres en los países desarrollados, reduce los niveles de glucosa, lo que puede ser percibido por el cuerpo como un indicador de pobres condiciones ambientales y baja disponibilidad de alimentos.

Fuente: Science Daily

Lun
7

Influencia de la dieta en el rendimiento académico

7 de abril de 2008

Los estudiantes que buscan superar sus exámenes finales deberían tener más cuidado con lo que comen, ya que una nueva investigación ha desvelado una evidente correlación entre una dieta sana y mejores notas.

El profesor Dr. Paul Veugelers, de la Universidad de Alberta, dirigió un estudio en el que participaron 5200 alumnos de quinto de Nueva Escocia en le que se demostró que el rendimiento académico está relacionado con la calidad de la dieta.
Aunque los resultados, publicados en la edición de abril de la revista Journal of School Health, puedan parecer de sentido común, Veugelers señaló que apenas se ha investigado sobre el tema.

“La investigación que se ha realizado ha estado centrada siempre en la malnutrición […] por lo que el grueso de literatura que se puede encontrar procede de África y de países en vías de desarrollo”, añadió, observando que estos resultados no son válidos para los niños que ingieren suficientes calorías, pero procedentes de alimentos poco sanos.

Utilizando el Índice de Calidad de la Dieta, reconocido internacionalmente, Veugelers y sus colegas resumieron el grado de salud de las dietas de los niños siguiendo una serie de criterios, entre los que se incluyen la moderación dietética, un buen equilibrio de los grupos alimentarios y la cantidad de vitaminas consumida. A continuación, en colaboración con el Departamento de Educación de Nueva Escocia, observaron el rendimiento de los estudiantes en las pruebas de cultura general estándares de la provincia.

Lo que observaron es que los niños con las mejores dietas tenían un 30% menos de probabilidades de suspender la prueba que los niños con las peores dietas y, una vez incluidos otros factores externos, la cifra ascendió hasta un 41%.

“Si este estudio se hubiese realizado en unas cuantas escuelas aisladas sería difícil extraer unas buenas conclusiones, pero lo bueno es que lo hemos llevado a cabo en un ámbito provincial”, señaló Veugelers, quien añadió que el principio de manipular la dieta para mejorar la capacidad de aprender funciona a cualquier edad.

Fuente: The Gateway

Lun
10

Relación entre aditivos e hiperactividad en los niños

10 de septiembre de 2007

Según un artículo publicado este mes en The Guardian, nuevos resultados confirman la relación entre el consumo de alimentos con determinados aditivos artificiales y la hiperactividad y la conducta conflictiva en los niños. El estudio, encargado por el gobierno británico, se ha publicado en la revista médica Lancet.

La FSA publicará una guía revisada para aconsejar a los consumidores que eviten el consumo de los productos que contengan una serie de aditivos (E-número) si sus hijos muestran signos de hiperactividad o de TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad).

Sin embargo, los expertos afirman que el gobierno debería haber recurrido a una línea más estricta, prohibiendo totalmente los aditivos en cuestión, en lugar de dejar el trabajo a los padres, que deberán revisar las etiquetas en busca de estos aditivos. Además, muchos dulces y pasteles se venden sin etiqueta, como por ejemplo, algunos helados.

La FSA ha anunciado también que no enviará ninguna recomendación formal a los directores de las escuelas con respecto al contenido de los alimentos que se den en ellas.

En su lugar, la FSA pasará la información del estudio a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria para que sea ésta quien decida acerca de una posible prohibición como parte de una revisión de la seguridad de todos los colorantes alimentarios.

Para realizar el estudio, los investigadores de la Universidad de Southampton registraron la respuesta de 153 niños de tres años y 144 niños de ocho y nueve años de edad tras el consumo de mezclas de aditivos en diferentes bebidas. Entre las mezclas ingeridas por los niños había colorantes artificiales y el conservante benzoato de sodio, muy frecuente en los refrescos con gas.

Los resultados del estudio muestran que cuando los niños tomaban estas bebidas se producía un aumento de hiperactividad, aunque los resultados no eran similares en todos los niños. Se observó también que el deterioro de comportamiento se producía en los niños en general y no sólo en los que habían sido diagnosticados con hiperactividad.

Según el Profesor Jim Stevenson, que dirigió el estudio, ahora existen pruebas definitivas de que la mezcla de ciertos colorantes alimentarios con el conservante benzoato de sodio puede influir de forma negativa en el comportamiento de los niños.

Fuente: Guardian Life and Health

Mie
30

Posibles riesgos de refrescos con gas

30 de mayo de 2007

Algunos refrescos con gas pueden dañar seriamente la salud

Según un artículo publicado esta semana en The Independent, una nueva investigación de una universidad británica sugiere que un conservante común en conocidos refrescos con gas puede causar un daño grave celular, desactivando partes vitales del ADN. Este problema, relacionado habitualmente con el envejecimiento y el alcoholismo, puede llevar a una cirrosis del hígado y a enfermedades degenerativas como el Parkinson.

Este descubrimiento puede tener importantes consecuencias para los cientos de millones de personas de todo el mundo que consumen este tipo de bebidas, además de avivar la controversia que rodea a los aditivos alimentarios, relacionados también con la hiperactividad en los niños.

La preocupación se centra en la seguridad del E211, conocido como benzoato de sodio, un conservante utilizado durante décadas por la industria de las bebidas carbonatadas a nivel internacional. El benzoato de sodio, que deriva del ácido benzoico, se encuentra de forma natural en las bayas, pero en los refrescos con gas se utiliza en grandes cantidades para evitar la formación de moho. También se añade a las conservas en vinagre y a las salsas.

El benzoato de sodio ya ha sido motivo de preocupación anteriormente, debido a que su combinación con el aditivo vitamina C en refrescos con gas da lugar al benceno, una sustancia cancerígena. Un examen de la Food Standards Agency (FSA) sobre el benceno en refrescos con gas descubrió el pasado año unos niveles demasiado elevados en cuatro marcas que fueron eliminadas del mercado.

Ahora, el profesor Peter Piper, un experto en envejecimiento de la Universidad de Sheffield que ha estado investigando el benzoato de sodio, ha hecho público otro de sus peligros. Piper, profesor de biotecnologíay biología molecular, estudió en su laboratorio el impacto del benzoato de sodio en células vivas de levadura, encontrando algo alarmante: el benzoato dañaba una zona importante del ADN en la mitocondria de las células, hasta el punto de desactivarla totalmente.

La mitocondria consume el oxígeno para producir energía y si se daña las células funcionarían muy mal. Además del envejecimiento, hay toda una serie de enfermedades que se están relacionando con daños en esta zona del ADN, como el Parkinson y varias enfermedades neurodegenerativas.

La FSA respalda el uso en el Reino Unido del benzoato de sodio, que también ha sido aprobado por la Unión Europea, pero algunos diputados han pedido que se investigue urgentemente este tema. “Muchos aditivos son relativamente nuevos y su impacto a largo plazo es incierto. Es obvio que este conservante debe ser investigado aún más por la FSA”, señaló Norman Baker, diputado liberaldemócrata del Reino Unido.

En el año 2000, la OMS lo declaró seguro, pero con la observación de que la ciencia que avalaba su seguridad era “limitada”. Según Piper, las pruebas realizadas por la FDA estadounidense están obsoletas. “La industria afirma que estos compuestos han sido probados y son completamente seguros”, añade, “pero según los criterios actuales de seguridad, las pruebas que se realizaron no eran las adecuadas. Como todo, las pruebas de seguridad avanzan constantemente y ahora es posible realizar unas pruebas de seguridad mucho más rigurosas que hace 50 años”.

Fuente: The Independent

Mar
24

Leche que evita la obesidad

24 de abril de 2007

Leche para prevenir la obesidad

Alimentos para combatir la obesidad

Leche en polvo para lactantes que evita la obesidad infantil

Según un artículo publicado en The Guardian, un equipo de científicos británicos está trabajando en una fórmula de leche para bebés que reestructuraría químicamente el sistema metabólico de los niños con el fin garantizar que nunca se volverán obesos.

Estudios realizados con roedores han demostrado que grandes dosis de la hormona leptina (que regula el apetito) durante la infancia evita permanentemente el exceso de peso y reduce las oportunidades de desarrollar una diabetes del tipo 2.

Ahora, investigadores de la Universidad de Buckingham afirman que, en menos de 10 años, habrá una leche para lactantes enriquecida con leptina que hará exactamente lo mismo. Esta investigación, publicada en la revista Chemistry and Industry, ha hecho que se planteen numerosas cuestiones médicas, legales y éticas.

Algunos especialistas del campo rechazan la búsqueda de una respuesta médica a la obesidad, alegando que se trata de una enfermedad social moderna y que la gente debe cambiar sus estilos de vida y no buscar una rápida solución artificial.

Otros señalan que será imposible trasladar ese principio a la leche para lactantes, ya que nadie pondrá sus bebés a disposición de la ciencia para realizar las pruebas necesarias.

Sin embargo, según Mike Cawthorne, quien dirigió la investigación, tan solo se trata de añadir a los suplementos algo que la leche materna ya tiene de por sí. La leche materna contiene leptina, pero las fórmulas para bebés no.

En cuanto a cuestiones éticas señala que la obesidad es un problema social, pero también un problema de salud que cuesta millones de euros al año y cada vez va a peor.

Según él, las nuevas ideas siempre despiertan el escepticismo, pero en unos años la idea estará muy extendida y se considerará algo normal.

Hasta ahora, los experimentos realizados para tratar a la gente obesa con leptina han fracaso, ya que la gente continuaba comiendo en exceso. Y aunque algunas investigaciones han relacionado a los bebés alimentados con fórmulas de bote con la obesidad infantil, ninguno ha podido demostrar que los bebés alimentados con leche materna resistan a la obesidad a lo largo de su vida.

Fuente: The Guardian

Sab
24

La cantidad de cafeína en Coca-cola

24 de febrero de 2007

Coca-Cola indicará el contenido de cafeína en todas sus bebidas que contengan este ingrediente en los EEUU

Según un artículo publicado el 21 de febrero de 2007 en HealthNewsDigest.com, Coca-Cola Estados Unidos ha confirmado que, como parte de una iniciativa del sector, continuará ampliando el etiquetado de nutrición en EEUU, indicando el contenido de cafeína en todas sus bebidas que incluyan este ingrediente.

La compañía ya ha indicado el contenido de cafeína en los envases de Full Throttle y Enviga, y continuará con sus otras marcas, empezando por las latas de Coca-Cola Classic en mayo, para luego ir extendiéndolo progresivamente al resto de sus marcas y envases a los largo del año. La fecha en la que las etiquetas modificadas llegarán a las estanterías de los supermercados variará en función de la marca y la región.

Las nuevas etiquetas mostrarán en los envases la cantidad exacta de cafeína de cada unidad. La inclusión de esta información es un paso más que Coca-Cola ha decidido dar de forma totalmente voluntaria.

Para más información, visite la Web de Coca-Cola: www.thecoca-colacompany.com

Lun
22

Comida rápida

22 de enero de 2007

Más comida rápida implica un mayor exceso de peso

Según un artículo publicado el 16 de enero de 2007 por Reuters, un Nuevo estudio ha proporcionado la mayor prueba hasta la fecha de que la comida rápida engorda.
El Dr. Barry M. Popkin de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, y sus colegas, observaron que entre los cerca de 3.400 adultos jóvenes que participaron en el estudio a largo plazo, cada comida adicional que hicieron de comida rápida a la semana se correspondió con un considerable aumento en su índice de masa corporal (BMI).

En su artículo, publicado en el ejemplar de enero de 2007 de la revista American Journal of Clinical Nutrition, Popkin y su equipo señalan que, actualmente, los alimentos consumidos fuera de casa constituyen hasta un 42% de la ingesta calórica de los estadounidenses. Sin embargo, añaden que aunque el aumento en el consumo de comida rápida y en las visitas a los restaurantes ha sido paralelo al de la obesidad, no está claro que hayan influido en ello.

Para separar los efectos de la comida rápida de los de los alimentos consumidos en restaurantes tradicionales, los investigadores observaron a 3.394 adultos jóvenes participantes en un estudio de enfermedades coronarias. Durante el séptimo y el décimo año del estudio, compararon el consumo de comida rápida y de alimentos de restaurantes de los participantes con su índice de masa corporal.

Popkin y sus colegas observaron que cuanto mayor era la ingesta de comida rápida, mayor era su índice de masa corporal. Por cada comida adicional de comida rápida a la semana durante el séptimo año, el índice de masa corporal aumentaba 0,13 puntos, mientras que en el décimo año experimentaba un aumento de hasta 0,24. Esto supone 405gr. y 765gr., respectivamente, para una persona de 1,80m. de altura.
Sin embargo, los investigadores no observaron ninguna relación entre la cantidad de comidas realizadas en restaurantes tradicionales y el aumento del índice de masa corporal, sino más bien todo lo contrario.

Según Popkin, el estudio confirma que las personas que consumen más comida rápida ganan más peso. “Siempre se ha dicho esto, pero nunca con las pruebas con las que contamos ahora”.

Fuente: Reuters

Related:
Relación entre la obesidad y comida basura
La obesidad en España
Obesidad infantil

Mie
8

Relación entre obesidad y comida basura

8 de noviembre de 2006

Una experta quiere prohibir comida rápida por el problema de obesidad en Escocia.

La Directora del Centro de Investigación en Salud Pública y Alimentación de la Universidad de Dundee y asesora del Gobierno Escocés en cuestiones de salud y nutrición aconseja la prohibición del consumo de comida basura en público, como medida contra el creciente problema de obesidad en Escocia.

La profesora Anderson pretende que las mismas restricciones que se aplican a los fumadores también sean aplicadas a los consumidores de comida basura. Propone que se prohibe consumir comida basura en vehículos de transporte público y que sean retiradas de los cines las raciones más grandes de refrescos con gas y palomitas.

Según la experta, la disponibilidad masiva y bajo coste de la comida basura aumenta el creciente problema de obesidad en Escocia. Más de uno de cada cinco adultos escoceses son obesos y más de una tercera parte de doceañeros tienen un problema de sobre peso, casi la quinta parte de este colectivo son obesos y uno en cada diez tiene un problema grave de obesidad.

Anderson critica el hecho de que, a diferencia de muchos otros países, en Escocia se permite comer en los lugares y vehículos de transporte público, y propone una campaña anti-comida basura parecida a la campaña anti-tabaco que llevó al gobierno escocés a prohibir el consumo de tabaco en lugares públicos.

Temas relacionados:
La obesidad en España
Obesidad infantil
Bebidas azucaradas y obesidad juvenil
Estudio predice aumento en la obesidad
Adelgazar

Fuente original: The Times

Mar
3

Suplementos de calcio

3 de octubre de 2006

Los suplementos de calcio no sirven para prevenir fracturas de huesos en los niños

Según un artículo publicado el 1 de octubre de 2006 en ScienceDaily, un nuevo estudio publicado en el British Medical Journal señala que los suplementos de calcio apenas son beneficiosos para la prevención de fracturas en la infancia y últimas etapas de la edad adulta.

Según el estudio realizado por investigadores del Instituto de Investigación Menzies, en Australia, los niños que toman estos suplementos sólo presentan pequeñas mejoras en la densidad ósea, que apenas reducen el riesgo de fractura, pudiendo ser más beneficiosos otros enfoques, como incrementar las concentraciones de vitamina D o comer más fruta y vegetales.

La osteoporosis es uno de los principales problemas de salud pública, especialmente en las mujeres, y una baja densidad de minerales en los huesos constituye un factor de riesgo importante para las fracturas osteoporóticas. La densidad ósea empeora en las mujeres tras la menopausia, por lo que una intervención en la infancia para maximizar la masa ósea máxima (MOM) mejorando factores como la dieta y la actividad física, puede minimizar el efecto de la pérdida ósea relacionado con la edad.

Los investigadores analizaron las conclusiones de 19 estudios distintos en los que participaron 2.859 niños de edades comprendidas entre los 3 y los 18 años, y observaron un efecto muy pequeño sobre el contenido total de minerales en los huesos y sobre la densidad de minerales en los huesos de las extremidades superiores (en los niños que tomaban los suplementos la densidad ósea era sólo un 1,7% mejor en las extremidades superiores que en los niños que no los tomaban).

Sin embargo, no observaron ningún efecto beneficioso que ayude a prevenir fracturas más adelante en partes importantes del cuerpo, como las caderas o la columna vertebral. Cuando los niños dejaron de tomar los suplementos de calcio, se mantuvo el efecto en las extremidades superiores, pero desapareció en el resto del cuerpo.
Según los autores: “El pequeño efecto que los suplementos de calcio producen sobre la densidad de minerales en los huesos de las extremidades superiores es poco probable que reduzca el riesgo de fracturas, tanto en la infancia como en la última etapa de la vida, hasta el punto de ser importante para la salud pública. Podría ser conveniente estudiar otras intervenciones nutricionales alternativas, como incrementar las concentraciones de vitamina D o la ingesta de fruta y vegetales”.

Fuente: Science Daily

Relacionados:
Calcio para perder peso

Sab
30

Los riesgos de bebidas azucaradas

30 de septiembre de 2006

Un estudio noruego relaciona el azúcar con problemas mentales

Según un artículo publicado el 28 de septiembre de 2006 por Reuters, investigadores noruegos han afirmado el jueves que los jóvenes de Oslo que beben los refrescos más azucarados tienen mayor tendencia a padecer problemas de salud mental, como la hiperactividad y el estrés.

Su estudio de más de 5.000 noruegos de entre 15 y 16 años demostró una clara relación directa entre el consumo de bebidas azucaradas y la hiperactividad y una relación un poco más compleja con otros trastornos mentales y del comportamiento.
Los investigadores realizaron una encuesta entre los jóvenes sobre cuántos refrescos azucarados con gas tomaban al día y un cuestionario estándar utilizado para evaluar la salud mental.

Según observaron, los jóvenes que se saltaban el desayuno y la comida resultaron ser los principales consumidores de refrescos. La mayoría de los estudiantes afirmaron beber entre uno y seis refrescos por semana. En su informe, publicado en el American Journal of Public Health, los investigadores afirmaban haber encontrado “una fuerte relación entre el consumo de refrescos y los problemas de salud mental entre los estudiantes de 10º grado de Oslo”.

Según los investigadores, los que no bebían ningún refresco eran más propensos que los bebedores moderados a presentar síntomas de salud mental, pero los que bebían más refrescos (más de seis a la semana) tenían las puntuaciones más elevadas.

En el caso de la hiperactividad, observaron una relación lineal directa: cuantos más refrescos bebían, más síntomas de hiperactividad presentaban. Los peores problemas los presentaban los jóvenes que bebían cuatro o más refrescos al día (es decir, alrededor del 10% de los chicos y el 2% de las chicas).

Según los investigadores también es posible que otras sustancias presentes en los refrescos, como la cafeína, sean responsables de los síntomas, y tampoco comprobaron otras posibles fuentes de azúcares refinados en la dieta de los jóvenes.

Pero concluyeron que muchos de los jóvenes estaban consumiendo demasiados refrescos azucarados, ya que al menos la cuarta parte de los chicos estaban cubriendo sólo con los refrescos la ingesta diaria recomendada de azúcar.

Fuente: Reuters

Artículos relacionados:
Bebidas azúcaradas y obesidad infantil