Llegó el otoño y con él, mermeladas y conservas en la cocina

Llega el otoño y, con él, volvemos a la rutina. Incorporamos la merienda como una comida más y en ésta se destacan las mermeladas y las conservas.

La merienda es el alimento que se toma entre la comida y la cena. Nace en el Siglo XVIII, se tomaba a las 17:00 y era muy abundante. Se servían pasteles, frutas, queso, vino, etc. Poco a poco el “five o’clock tea inglés”, con té y pasteles, fue ganándole terreno a la tradicional merienda. Aún así, en las zonas rurales sigue prevaleciendo la merienda cena sobre la tardecita.
Hoy en día, por lo general, los que toman merienda son los niños con bocadillos, galletas, zumos de frutas, leche, tartas, bollos, etc. En cambio, los mayores, al servir la comida tan tarde, la merienda se pasa por alto. La tradicional merienda es una costumbre que todavía perdura en países de Latinoamética, donde se come temprano (entre la 13:00 y las 14:00).
El otoño nos invita a sacarle partido a una gran variedad de frutas y verduras que nos deja el verano, para acopiar las estaciones más frías, por ende en estos momentos es tiempo de mermeladas y conservas.
Estas sabrosas confituras permiten que el amante de la cocina pueda desarrollar su creatividad, inspirado en cualquiera de las frutas y mezclando todo tipo de sabores. Hoy en día existen mucho tipos de mermelada y, del mismo modo, muchos usos y, no siempre en el marco tradicional de la merienda.
Las mermeladas y confituras, se utilizan a diario para complementar los platos de los grandes maestros de la gastronomía. Así, podemos encontrar quesos, ensaladas, carnes, patés, etc. que serían huérfanos sino tuviesen a su lado a esta gran acompañante de viaje, la mermelada.
Las conservas también cobran un papel fundamental en la historia y vida de la gastronomía. Pues desde hace cientos de años, cuando no existían los métodos de conserva actuales, los alimentos no podían echarse a perder y, es en ese momento, cuando se desarrollan los productos en conserva. Es fundamental para el buen desarrollo de estos productos, el tratamiento y cuidado de los envases, le damos algunos consejos para Esterilizar envases para mermeladas o Cómo esterilizar frascos. Del mismo modo, que comentábamos antes con las mermeladas, hay conservas de todo tipo de productos, tanto dulces como saladas, que permiten acompañar y, en muchos casos ser el plato único en un manjar.
Son muchos los apasionados en gran universo de las mermeladas y conservas. Desde aquí os invitamos a participar en dos grupos muy interesantes: Conservas caseras dulces y saladas y, recetas con conservas, latas y frascos, dulces y saladas.