Tipos de rebozados

3 de Octubre de 2012

Tipos de rebozado que existen y los ingredientes que los componen

La acción del rebozado lleva consigo varias etapas e ingredientes indispensables. En cocina se utilizan distintos tipos de rebozado, pero… ¿Qué se entiende por rebozar? Por definición, en cocina, rebozar es envolver un alimento a base de otro ingrediente ya sea huevo, pan rallado, harina, leche… Para luego freírlos. En este artículo os presentamos las técnicas básicas de cocina y los diferentes rebozados:
1. Enharinar: Es una de las técnicas más comunes en cocina para preparar el clásico pescado rebozado. Es uno de los rebozados preferidos de los niños y se trata de cubrir con una ligera capa de harina los alimentos. La harina hace de capa protectora y, a la hora de freír el alimento o en este caso, el pescado, no se desmenuza y rompe porque absorve el exceso de humedad. [Ver recetas pescado rebozado]
2. Empanar: Esta técnica se utiliza, mayoritariamente, para elaborar carne empanada, croquetas… en general para carnes aunque puede usarse también para otros alimentos. Se trata de bañar el alimento que queramos empanar en huevo batido y luego pasarlo por pan rallado, así conseguimos un tipo de rebozado crujiente y a la vez el alimento queda más jugosos por el paso en huevo. [Ver recetas con pan rallado]
3. Rebozar: Se entiende por el proceso de sumergir y envolver los alimentos en una especie de masa que se prepara, por lo general, con huevo y harina y, antes de freír los alimentos, los pasamos por esa masa. Existen distintas pastas para rebozar, es decir, rebozados con distintos ingredientes. Algunos se preparan con harina, claras montadas al punto de nieve y agua, otras con cerveza y levadura para que se quede más esponjosos e hinchado… Según el resultado que quedamos utilizaremos una masa de rebozado u otra, por ejemplo:
  • Si queremos preparar calamares a la romana el rebozado lo prepararemos con harina y huevo, para conseguir que el rebozado quede todo adherido a los aros de calamar. [Ver receta calamares a la romana
  • Si queremos preparar buñuelos de bacalao, o cualquier tipo de buñuelo, necesitamos que el rebozado quede hinchado y esponjoso, por eso la masa la preparamos con levadura, agua, sal, harina y un cerveza. [Ver recetas de buñuelos]
  • Y, si queremos preparar tempura el rebozado es muy simple, se utiliza sobretodo para marisco y verduras. Se puede preparar de dos formas, principalmente: En piezas pequeñas para darles un toque crujiente con harina fina, simplemente tamizando harina en los alimentos que deseemos para que no se queden grumos y bien preparando una gacha con levadura, cerveza y harina, si queremos que debe esponjoso en lugar de crujiente. [Ver recetas de tempura]
Los diferentes tipos de rebozado para los niños son ideales, así podemos preparar todo tipo de alimentos de una manera que les guste y les resulte atractivo. Algunas de las claves y trucos de rebozar son:
  • Para que los rebozados queden más esponjosos, mezclar la levadura y la harina bien antes de seguir con  el huevo, leche o agua. 
  • Cuando hacemos torrijas, por ejemplo, que queda el aceite con mucha espuma, uno de los remedios populares y truco de cocina es poner un clavo en el fondo de la sartén, limpio, metálico.
  • Siempre tener en cuenta que cada elaboración tiene su rebozado propio, para obtener el mejor sabor, textura y presentación en las recetas.
  • Como a los pequeños les encantan estas elaboraciones, una de la maneras de preparar rebozados más nutritivos para niños es sustituir la harina blanca por harina integral, por ejemplo. 
Los rebozados se preparan para someter a los alimentos a las frituras, ya sean fritos en sartén o freidora debemos tener en cuenta: Qué aceite elegimos y cuál es la temperatura perfecta para los distintos tipos de fritos:
  • Para freír pescados, verduras y patatas el aceite debe estar a temperatura media y para saberlo lo ideal es echar un trozo de pan en el aceite y, si salen burbujas alrededor, pero no de dora enseguida, es que el aceite está en su punto. 
  • Para freír croquetas y alimentos empanados lo ideal es que el aceite esté más caliente, para comprobarlo echamos un trocito de pan y si se dora rápidamente quiere decir que está perfecto para esta elaboración. 
  • Para frituras pequeñas, como pescaditos rebozados, verduras rebozadas… el aceite tiene que estar muy caliente, cuando empiece a echar humo o se desprenda olor a grasa y la apariencia del aceite nos alerte de qué está muy caliente… es el momento de echar los alimentos. 
Enlaces relacionados con Tipos de rebozados: